• La esquina

    La decisión de la Suprema Corte estadunidense, claramente partidista, da vuelta atrás al reloj por medio siglo. Es una pérdida de derechos adquiridos por las mujeres en ese país, que va en contra de la opinión medida de la mayoría de los ciudadanos y que no refleja a la sociedad norteamericana. Pero eso sí, la misma Corte protege el derecho de portar un arma de fuego donde sea.