Nacional


Atípica ceremonia por aniversario de inicio de Independencia

La gente trató de acercarse lo más posible para poder ver algo de la ceremonia con motivo del inicio de Independencia

Atípica ceremonia por aniversario de inicio de Independencia  | La Crónica de Hoy

Fotos: Cuartoscuro / Sedena

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la ceremonia con motivo del aniversario del inicio de Independencia de México en un Zócalo que se vio como nunca antes, completamente solo y con las calles aledañas desiertas.

Las familias enteras que año con año acuden desde temprano al Centro Histórico para presenciar el tradicional desfile, no estuvieron presentes y los vendedores con banderas tricolor y otros artículos perdieron una fuente importante de ganancias ante la escasa presencia de personas.

Para este evento el acceso al Zócalo fue restringido y únicamente fueron invitados los integrantes del Gabinete y representantes del Poder Legislativo y del Poder Judicial, entre ellos la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño; el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, entre otros.

La conmemoración dio inicio en avenida José María Pino Suárez y se contó con el apoyo de 671 efectivos del Ejército, Marina y Guardia Nacional y 15 civiles de instituciones públicas y privadas del país.

Ante la imposibilidad de presenciar la celebración, algunas personas, muchas de ellas sin cubrebocas, se dieron cita en las calles capitalinas con la esperanza de observar parte de los elementos que participaron en la ceremonia.

Sin público y un reducido número de elementos, para esta ceremonia no se llevó a cabo la tradicional marcha.

Por su parte, el Presidente, quien estaba acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Múller, no presenció el evento desde el balcón de Palacio Nacional, sino desde un templete instalado en la plancha del Zócalo capitalino.

Como parte de las medidas sanitarias, todo el personal utilizó un cubrebocas con el color del uniforme, se mantuvo sana distancia y se hizo entrega de gel antibacterial, también se dejaron intervalos abiertos en la formación de vehículos y de jinetes.

La ceremonia militar inició con la participación de 15 paracaidistas, 10 del Ejército Militar Mexicano y cinco de las fuerzas especiales Secretaría de Marina, los cuales realizaron un salto en caída libre a una altura de 3 mil pies.

Entre los medios de transporte utilizados se encontraron 85 vehículos y 56 aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana, Armada de México y Guardia Nacional.

Antes de concluir el evento, tres aeronaves F5, utilizadas para repatriar a los mexicanos varados en el mundo por la pandemia, cruzaron el Zócalo capitalino.

La ceremonia se caracterizó por ser breve y las 12:48 horas concluyó el desfile militar que se realizó por el circuito de la Plaza de la Constitución.

 

El contingente dio vuelta por la Plaza de la Constitución para, finalmente, salir por la calle 5 de Mayo y llegar a Eje Central.

Fue el general de División diplomado del Estado Mayor, André Georges Foullon Van Lissum, quien dio parte de novedades para, finalmente solicitar al Máximo Mandatario del país permiso para que los elementos se retiraran de la Plaza de la Constitución.

Horas más tarde, los establecimientos comerciales pudieron reabrir sus puertas, luego de que permanecieran cerrados desde el lunes 14 de septiembre a fin de evitar en la medida de lo posible la llegada de visitantes y para que no se congestionarán las calles.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: