Cultura


El INBA no acreditó avances en atención a bienes dañados por sismos del 2017: ASF

La dependencia sólo informó la elaboración de un diagnóstico para ocho monumentos artísticos de la Ciudad de México que resultaron dañados.

El INBA no acreditó avances en atención a bienes dañados por sismos del 2017: ASF | La Crónica de Hoy

Foto Especial

A tres años de los sismos de 2017, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) que dirige Lucina Jiménez, no acreditó avances en la atención de los bienes artísticos dañados, señala la Auditoría Superior de la Federación correspondiente a la Fiscalización de la Cuenta Pública 2019.

“Se verificó que a agosto de 2020 no se gestionó la solicitud de recursos ante el FONDEN en detrimento de los monumentos afectados. De no corregirse las deficiencias, se puede concretar el riesgo de no preservar las características y valores patrimoniales de los bienes artísticos siniestrados a causa de futuros desastres naturales”, expresa la ASF.

A través de un documento se evidencia que durante 2019, el INBAL no acreditó la elaboración del inventario preliminar de daños en bienes muebles e inmuebles artísticos, lo cual generó que no se estableciera un "adecuado" proyecto de intervención.

"Si bien el instituto realizó la conformación de equipos de dos personas para el seguimiento de daños sólo en 38 monumentos artísticos competencia del INBAL en la Ciudad de México, así como la inspección ocular por parte del CENCROPAM de 682 murales, ubicados en 76 sitios distintos de siete entidades federativas, no acreditó la coordinación con el INAH y autoridades estatales y municipales para el establecimiento de las brigadas técnicas con personal capacitado", se indica.

Dicho personal tenía la tarea de identificar, mediante recorridos, los bienes artísticos con o sin declaratoria de monumento artístico que resultaron afectados.

"(Además de) verificar y evaluar los daños y, en su caso, dictar las primeras medidas preventivas de emergencia, en consecuencia, no se realizó de forma correcta la cuantificación preliminar del daño, los dictámenes técnicos preliminares y la priorización de las afectaciones de los bienes artísticos con y sin declaratoria de monumento", afirma la ASF.

Otra observación al INBAL es la no justificación de 3 mil 356 millones de pesos aplicados en sus museos.

"En cuanto a la gestión de Apoyos Parciales Inmediatos (API) se identificó que el INBAL solicitó 3,365.7 miles de pesos para realizar acciones preventivas en el Museo Nacional de Arte (MUNAL), el Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM), el Museo Ex-Teresa Arte Actual y el Cine Ópera, de los cuales realizó dichas acciones en los tres primeros",

No obstante, añade el documento, "no evidenció que se hubieran aprobado dichos montos ni que se hayan ejercido por concepto del API".

Sobre la dictaminación para el establecimiento de las acciones y solicitud de recursos al FONDEN, el INBAL, no acreditó la elaboración del inventario preliminar de daños en bienes muebles e inmuebles artísticos, ni su validación mediante inspecciones y dictaminaciones técnicas en cada uno de éstos, agrega la auditoría.

La dependencia sólo informó la elaboración de un diagnóstico para ocho monumentos artísticos de la Ciudad de México que resultaron dañados.

"De los ocho inmuebles con daño, cinco fueron clasificados con afectación media y tres con leve, aun cuando el instituto reconoció que 'todos los monumentos artísticos sufrieron daños mínimos o leves'”, señala.

De los cinco considerados como medios, la ASF detalla que en tres se establecieron actividades de restitución y consolidación, "pero de acuerdo con el criterio del instituto la restitución la refiere a daño grave, de los dos restantes se clasificaron como consolidación y restauración que se refieren a daño leve o mínimo".

En cuanto a los proyectos de intervención el INBAL indicó que el único monumento susceptible de ser atendido con recursos del FONDEN es el MUNAL, ya que los restantes siete serían atendidos con recursos propios de los depositarios o con pólizas de seguros.

“En el caso particular del MUNAL no se ha llegado a dicha parte del proceso y durante 2020 con apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia se gestiona un Convenio de Colaboración para continuar con la solicitud de recursos, lo cual limitó que el acceso a los recursos del Fondo de Desastres Naturales fuera con oportunidad para la atención de los daños”, indica

Comentarios:

Destacado:

+ -