Opinión


Se muda Serrano

Se muda Serrano | La Crónica de Hoy

Se muda Serrano

El que está haciendo maletas y moviendo todas sus piezas, o las que aún le quedan, para cambiar de residencia es el señor Héctor Serrano. Y es que nos dicen que su objetivo prioritario dejó de ser la Ciudad de México luego de la arrastrada que le propinaron los morenos en las pasadas elecciones. Quienes lo conocen nos cuentan que al señor Serrano ya le dio el síndrome de la Chimoltrufia, como dice una cosa dice otra, y ya no está considerando el retiro de la política, por lo que tiene pensado mudarse a San Luis Potosí para apoyar el proyecto político de Ricardo Gallardo Cardona, luego de haber sido pieza clave durante 30 años en la política de la Ciudad de México, donde fue funcionario cercano del senador Miguel Ángel Mancera Espinoza y el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, cuando fueron jefes de Gobierno de la capital de la República. Cuentan que a Serrano no se le quita el sueño de conseguir una senaduría, y la única vía para conseguirla es pegándosele al candidato. ¿Lo logrará?

 

Morena respeta la ley a regañadientes

A regañadientes los morenistas respetaron la ley y, con todo el dolor de su corazón, abrieron paso para que el legislador panista, Mauricio Tabe, asumiera la presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso, que estaba en poder del morenista Ricardo Ruiz. Con esto, luego que los morenistas planeaban extender su estancia en la Jucopo, haciendo valer su mayoría en el Congreso, se cumple al pie de la letra lo establecido en la Constitución de la CDMX y la Ley Orgánica del Congreso capitalino. Nos dicen que es la primera ocasión que un integrante de un partido opositor al que ocupa la jefatura de Gobierno, en este caso Morena, obtiene este espacio. Sea de una u otra forma, habrá contrapeso en el órgano legislativo y abonará al equilibrio y la división de poderes. Por lo pronto Tabe ya gritó a los cuatro vientos que con esta acción se garantiza un poder legislativo local más democrático y se busca la cooperación para resolver los problemas de la Ciudad y sacar adelante la agenda legislativa. ¿Será?

 

Política de prevención, no prohibición

Lejos de implementar una política de prohibición, que en la mayoría de los casos suele fallar, la alcaldía de Xochimilco debería optar por una estrategia de prevención para evitar acontecimientos como el del joven que se ahogó el fin de semana en las trajineras. Y es que como dice el refrán popular: después del niño ahogado el alcalde Juan Carlos Acosta quiere tapar el pozo. El morenista anunció que prohibirá el consumo de alcohol en el sitio, además de que los usuarios deberán portar chalecos salvavidas y pasar un examen antidoping. Una medida apresurada y mal planeada. Lo cierto es que establecer verdaderas medidas de seguridad y de protección civil, ésas sí hacen falta. Es momento de ponernos serios y ejecutar proyectos congruentes de la mano con la SSC para aumentar la vigilancia. Por último habría que preguntarnos ¿dónde está la policía ribereña?

 

pepecapitalino@gmail.com
Twitter: @PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -