Nacional


Los problemas cardiovasculares son causa número uno de muerte en México

Es importante mitigar el impacto de las enfermedades cardiovasculares en la sociedad mexicana

Los problemas cardiovasculares son causa número uno de muerte en México | La Crónica de Hoy

El doctor Javier Antezana, jefe de la Unidad de Cuidados Coronarios del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), destacó que México presenta una alta prevalencia a las enfermedades cardiovasculares, debido a que de entre los principales factores de riesgo se encuentran: la diabetes, el sobrepeso, la obesidad en general que eventualmente va provocando sedentarismo de manera marcada en estos pacientes, así como la hipertensión arterial sistémica, y malos hábitos como el tabaquismo, o pacientes con dislipidemia.  

Además, abundó, la proyección de las enfermedades cardiovasculares no es positiva para la población mexicana, ya que algunas estimaciones señalan que para el año en curso, las muertes por enfermedades cardiovasculares aumentarán en 15 a 20 por ciento, en la próxima década, morirán cerca de 23.6 millones de personas y se pronostica que seguirá siendo la principal causa de muerte en países como el nuestro, en vías de desarrollo en los cuales ocurren el 75 por ciento de estas muertes.  

En este sentido, el especialista resaltó que las enfermedades cardiovasculares en el país, se han convertido en nuestro país, en la primera causa de muerte y en consecuencia son ya un grave problema de salud pública, lo cual hace imperativo crear y establecer estrategias de prevención y supervisión de los tratamientos adecuados a estos pacientes, a fin de ayudarlos a mejorar la calidad de vida de las personas.  

 Setenta por ciento de la población mexicana en edad productiva, precisó, que se están entre los 45 y 65 años de edad, tiene al menos uno de dichos factores y por lo tanto se encuentra en riesgo de presentar algún evento cardiovascular.  

Por su parte el doctor Alexis Gómez, cardiólogo y jefe de la Unidad de Hemodinamia y Cardiología Intervencionista del Hospital Tacuba, del ISSSTE, resaltó el impacto de estas enfermedades en las personas, que, en su mayoría en edades productivas, no solo afectan a su salud, sino que tienen un efecto a la economía familiar y del país.   

Ante ello, el llamado es a la sociedad, para que cada persona en el ámbito personal, familiar, en su círculo de amigos, se ayuden y estimulen para tratar de ir resolviendo eventualmente esta problemática,  a través de diferentes acciones: la prevención primaria, cuidando la alimentación, realizar alguna activación física de manera constante y permanente, e incluso involucrarse con profesionales de la salud, en una suma de esfuerzos de la sociedad civil y las autoridades del sector “para sumar esfuerzos desde sus respetivas áreas con la finalidad de informar y asesorar a la población e incidir en los factores de riesgo antes de que se presente la enfermedad cardiovascular”.  

En este mismo sentido, hizo mención en especial del tratamiento con ácido acetilsalicílico de baja dosis de laboratorios Bayer, y recordó que desde hace 38 años se le ha reconocido como una terapia relevante en la prevención de eventos cardiovasculares.  

"La trascendencia y eficacia del ácido acetilsalicílico de baja dosis en pacientes con riesgo cardiovascular elevado y con enfermedades cardiovasculares establecidas, le ha permitido ser considerada como una piedra angular en su tratamiento, con lo que incluso, este medicamento fue incluido el año pasado en las guías de la American Heart Association para la prevención primaria en pacientes de 40 a 70 años".  

Puntualizó que en pacientes con riesgo elevado, el ácido acetilsalicílico de baja dosis, reduce en un 23 por ciento, el riesgo de un primer infarto agudo de miocardio y en un 31 por ciento de un segundo infarto al miocardio, además reduce el riesgo de un evento vascular cerebral isquémico recurrente en un 22.  

Cabe destacar que la administración de ácido acetilsalicílico de baja dosis, reduce significativamente el riesgo de un primer evento cardiovascular grave en un 12 por ciento en pacientes con diabetes, igualmente en pacientes con hipertensión, reduce el riesgo de eventos cardiovasculares contra el uso solo de medicamentos antihipertensivos. solos.

En pacientes con dislipidemia, la adición de ácido acetilsalicílico de baja dosis más pravastatina reduce 31 por ciento, el riesgo de evento vascular cerebral isquémico y 26 por ciento el riesgo de infarto al miocardio mortal y no mortal contra el uso de la pravastatina sola.  

Sin embargo, pese a estas ventajas, dijo que desafortunadamente, la falta de adherencia terapéutica a los tratamientos es un problema de gran impacto a nivel mundial, predominando en pacientes con enfermedades crónicas, en las cuales la adherencia a largo plazo comprende poco más del 50 por ciento, pero es más baja en países en vías de desarrollo.  

“A lo largo de los años, la adherencia al tratamiento se ha posicionado como un problema de salud pública. Necesitamos hacer hincapié en las intervenciones enfocadas en eliminar las barreras de adherencia terapéutica para transformarlas en un componente central de los esfuerzos entre todos los actores involucrados con la finalidad de mejorar la salud de la población mexicana y prevenir eventos cardiovasculares”, concluyeron los especialistas médicos.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: