Opinión


2021: intermedias, modelos gastados y lo que viene después

2021: intermedias, modelos gastados y lo que viene después | La Crónica de Hoy

El escenario preelectoral del 2018 se está repitiendo de manera agravada. Hay que buscar una lectura no tan dramática. Como en otras ocasiones, apostillemos entrecorchetes cuando se nos atraviese en el camino un nodo menos lineal.

2018: Orígenes sucintos de los triates Va por México

En 2018 Castañeda, Aguilar Camín y otros intelectuales que extrañaban el derecho de picaporte en las puertas del poder ejecutivo pregonaban que la única manera de vencer a AMLO en las urnas era que Meade declinara a favor del PAN. Al respecto escribí un texto titulado siameses diabólicos, mientras en medios y redes circularon memes y cartones de Frankesteines, en ese tiempo se puso de moda la palabra contrapesos políticos que más que multiplicarse, se replicaron en el 2021 con distintas calidades, eso sí.

Mancera alquiló el vientre partidocrático para que naciera esa hermosa criatura que unió a chuchos y panistas asegurándose un escaño por seis años como senador pluri vía el PAN. Cuando lanzaron el SOS Castañeda, Aguilar Camín y Agustín Basave el donador del esperma intelectual del engendro los priístas le entraron a medias sin bajar a su gallo, Meade, total los dos iban a perder y los frentes de décadas de corrupción se abrirían, más bien tenían que prepararse. Ambas pandillas endeudaron al paísa nuestras costillas mediante burocracias costosísimas que aceitaron pésimos negocios que no sólo le heredaron al actual gobierno, sino a nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos. Si la iniciativa triates no prosperó entonces, esperaría para un segundo tiempo. Sumando cifras finales tampoco lo hubiesen conseguido en 2018, incluyendo los votos de ese süi géneris gobernador de Nuevo León que se postuló como candidato «independiente».

[Ahora los neoleonenses es muy posible que estrenen ungobernador que más que süi géneris, es inverosímil. Una versión friendly y más fresca que Peña Nieto quienademás le pega duro al zapateado con botas de piel de serpiente desde chavito y al parecer ese ritmo es pegajosoen muchos rumbos del país. Ese atroz escenario se dio gracias a Mario Delgado, quien bloqueó a Tatiana Clouthier. El resto de la historia se cuenta solo.]

Desde antes de la ceremonia del cambio de poderes en diciembre de 2018, lo que ha hecho la actual gestión es tratar de enderezar algunos de los contratos turbios para la nación mientras en el camino se le atravesó al mundo, y a nosotros como parte de él, una pandemia. En términos del discurso hegemónico y minoritario rendir cuentas de eso, ampliar los beneficios sociales para la población más desfavorecida y recuperar nuestra soberanía energética sin endeudar al país es mesianismo, populismo, autocracia, autoritarismo, chavismo más un largo etcétera. La polémica portada de la revista The Economist región latinoamerica, resume esa ideología o constructo que los ciegos que somos movidos por el titiritero no vemos. El gobierno por el que yo voté y volveré a hacerlo lucha contra un poder judicial autónomo de la justicia y amante del tecnicismo legaloide para defender los malos negocios. Aunque merecen nuestro agradecimiento los jueces y magistrados que escapan de esos circuitos perversos.

2021: los triates

Hacia 2020 Claudio X González y Gustavo de Hoyos retomaron la idea de los intelectuales de marras y convocaron a sus empleados políticos en el patio del primero, según narra el segundo. La figura del pragmatismo agiotista es la que acude a mi mente para imaginar aquellas palabras: «A ver señores, la única manera de derrotar a este mesías tropical antes de que se queden sin chamba y muchos de nosotros sin negocios es haciendo una alianza PRIANRREDISTA y se van a aplicar. ¿Entendieron? Contarán con apoyo financiero, la ayuda de medios nacionales e internacionales e intelectuales socios de las cooperativas Enrique Krauze y Aguilar Camín.»

Desde luego que este escenario fue edificadoinvoluntariamente por los pleitos cupulares de Morena y, en menor medida, por la necesaria crítica que despierta el presidente en algunos sectores sociales y cierta academia que supo cuidar su capital político. Estos dos últimos actores deberían de desmarcarse de la costosa edificación política tan inútil como la Estela de luz. 

 

Después del 2021 serán necesarios nuevos gestores del diálogo entre el poder ejecutivo y la sociedad. A nivel intelectual ya fueron por fortuna desplazados los caciques pero el empresariado nacional y los sectores medios necesitan encontrar otras dinámicas menos golpistas que las que encarna Va por México y su base abajo firmante o menos burocrática que esperar un turno para plantear demandas o proyectos. Tenemos que mover al paquidermo reumático.

El buen periodismo en redes sociales o en modelos híbridos lo está consiguiendo. Lo que es un hecho es que el Sistema Público de Radio y Televisión necesita ponerse las pilas ya. No todo son mañaneras a pesar de que AMLO es un gran comunicador.

En 2018 los empresarios anti AMLO invitaban abiertamente a sus empleados a votar contra Morena. No les funcionó, hoy quieren repetir el modelo y los ejemplos a los que recurren lo único que consiguen es popularizar sobrenombres como el del “Cachas”. Ese es su nivel.

Comentarios:

Destacado: