Opinión


* Con Bolsonaro resurge el Milagro Brasileño * En un mes la IED fue de 9 mil millones de dls. * Se pagará deuda con fondo de estabilización

* Con Bolsonaro resurge el Milagro Brasileño * En un mes la IED fue de 9 mil millones de dls. * Se pagará deuda con fondo de estabilización | La Crónica de Hoy

La economía es perspectiva. Hace menos de tres años Brasil estaba imbuida en una singular crisis política y financiera. Nadie sabía a ciencia cierta cuál era el rumbo. En lo más recio de la crisis el Grupo Salinas decidió abandonar la plaza y remató lo que pudo de sus tiendas Elektra. Tenían razón porque siguieron años de una rebatinga política que terminó con el expresidente Lula en la cárcel. Los desosiegos sobre el rumbo de la economía terminó con la llegada a la presidencia de Jair Bolsonaro, el primero de enero.

El cambio ha sido dramático. Para prueba un botón: mientras que en México se está en espera de que el gobierno federal mande señales de certidumbre y genere la confianza suficiente para la inversión, resulta que Brasil cerró el año pasado con una Inversión Extranjera Directa de 88 mil millones de dólares. En un sólo mes arribaron 9 mil millones de dólares, mientras que en México en febrero llegaron, en inversión bursátil —especulativa— apenas 1,900 millones de dólares.

México se esta desvaneciendo de los mercados bursátiles. El IPC, principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores llegó a estar sobre los 50 mil puntos, en sus mejores tiempos. Hoy regresó a los 42 mil unidades y no se sabe cuándo volverá a su nivel techo. El índice brasileño Bovespa acaba de arribar  a su nivel récord de 100 mil unidades y se espera que para mediados del año ronde las 150 mil unidades.

Se habla de inversiones en todos los rubros. Tienen en lista la concesión de 22 nuevos aeropuertos para operación de la iniciativa privada. Lo mismo en telecomunicaciones, que automotriz. Es decir, al frente tenemos el renacimiento de lo que se llamó el Milagro Brasileño.

Como presidente que recién asumió el gobierno de Brasil, Bolsonaro asistió al Foro Económico de Davos y se llevó el evento. Invitó a la inversión viendo a los ojos a los empresarios de los principales corporativos. En México, Andrés Manuel López Obrador declinó la invitación y ningún funcionario asistió.

Mientras que las perspectivas de crecimiento de Brasil son alentadoras, al pronosticar un PIB de 2.4% para este año, después de un 1.4% en 2018; a México se le revisó a la baja y andamos en 1%, luego de andar sobre el 2.5%, según la OCDE.

En México en lugar de impulsar el crecimiento y los grandes proyectos del gobierno con inversión privada, resulta que será con el fondo de estabilización petrolero, que dejó la administración pasada por 15 mil millones de dólares, que garantizará el pago a los bonistas en Nueva York y evitará que México vaya a los mercados a buscar capital en 2019.

 De hecho, Morgan Stanley asegura que el aumento en el precio de los bonos a 12 meses se debe a esta perspectiva.

 

APOYO. El gigante de la banca de inversión, Goldman Sachs Group, extendió una línea de financiamiento por hasta 100 millones de dólares a la fintech mexicana Credijusto. Con la mencionada capacidad de fondeo, sumada a recursos propios, la firma que dirigen David Poritz y Allan Apoj pretende culminar el 2019 con una colocación total de créditos de hasta 170 millones de dólares a Pymes

 

 


juliobrito@cronica.com.mx
jbritoa@yahoo.com
Twitter: @abritoj

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -