Opinión


* Difícil convencer a grandes empresas de invertir * T-MEC y cambios hacia manufactura de proveedores * Sin crecimiento no se generarán empleos: CCE

* Difícil convencer a grandes empresas de invertir * T-MEC y cambios hacia manufactura de proveedores * Sin crecimiento no se generarán empleos: CCE | La Crónica de Hoy

Con la aprobación por parte de los congresos de Estados Unidos y Canadá del llamado T-MEC, por sus siglas en español —Tratado de Libre Comercio México, Estados Unidos y Canadá—, desaparecen las conjeturas y vendrá el riguroso juicio de la realidad, para saber sobre los hechos cómo se interpreta y funciona el nuevo tratado. Para el caso de México no luce atractivo, porque desde el inicio de la renegociación el objetivo del presidente Donald Trump fue detener las inversiones y regresar las plantas a su país. Así de claro.

Con el viejo tratado comercial México tuvo uno de sus periodos de mayor bonanza en el comercio, porque se dejaron las exportaciones de bienes no industrializados para entrar a la manufactura con calidad mundial. Se atrajeron todo tipo de empresas desde la industria pesada, fabricación de camiones y autos hasta alimentos, como chocolates. La gran diferencia era nuestro nivel salarial, que comparado con Canadá y Estados Unidos, era la ventaja competitiva.

Como en el pasado, la gran ventaja de México es las autopartes, porque no tienen límite en cuanto a integración nacional o regional, pero se entiende que las grandes inversiones en plantas de todo tipo disminuirán de manera dramática. Una nueva posición en el comercio mundial, en donde la gran balanza comercial a favor de nuestro país  con Estados Unidos, de 60 mil millones de dólares anuales, irá disminuyendo.

¿Tenemos algo que festejar?, dentro de una actitud mediocre se dice que salvar el T-MEC es la ganancia, pero es imposible celebrarla, porque al final es pérdida. Es como aquel que asaltan y a manera de conformarse dice: “de menos estoy sano y no me golpearon”. 

RECHAZO.- Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, dijo que “nos  está costando mucho trabajo convencer a nuestras casas matrices de continuar invirtiendo en México. En 2019, la economía mexicana no creció (…) lo cual se explica, en buena medida, por la incertidumbre generada por el diseño y ejecución de políticas públicas”. 

INVERSIONES.- Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, afirmó que “las condiciones están alineadas para que México inicie un proceso de crecimiento basado en procesos de inversión. México sigue teniendo niveles de inversión respecto al PIB muy pequeños, el año pasado no se llegó ni a 21%. Si no movilizamos 25% del PIB, entre inversión pública y privada, no tendremos crecimiento y no podremos generar más empleos”.

FINTA.- Se corrió el rumor de que ABADI —Abastos y Distribuciones Institucionales— comenzaría a ejecutar un contrato de servicios en alimentos  por mil millones de pesos con el gobierno de la Ciudad de México y que de inmediato gente envidiosa se lanzó en contra de la empresa. La verdad es que ni tiene contrato asignado y menos pertenece a empresas ligadas a Elías Landsmanas, dueño de la Cosmopolitana.

juliobrito@cronica.com.mx
jbrito@yahoo.com
@abritoj

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -