Opinión


* Opositores, sin pruebas de corrupción en Cruz Azul * Acusaciones, basadas en una nota periodística * Producen 8 millones de toneladas de cemento al año

* Opositores, sin pruebas de corrupción en Cruz Azul * Acusaciones, basadas en una nota periodística * Producen 8 millones de toneladas de cemento al año | La Crónica de Hoy

Con la finalidad de conocer a fondo la problemática que atraviesa la cooperativa Cruz Azul asistimos a la convocatoria de una rueda de prensa, que citaron los líderes disidentes encabezados por Víctor Velázquez y Antonio Marín. La primera sorpresa es que Juliana Reynoso, Luz María Oviedo, Valentina Hidalgo Sánchez y Rosa Elena García Reyes tomaron el estrado señalando que ellas iban a conducir la rueda de prensa porque sus esposos, por estrategia jurídica y evitando acciones o sorpresas, como aprehensión, no podían estar presentes.

A sus espaldas, en el salón Insurgentes 3 del Hotel Barceló, se colocó un grupo de diez cooperativistas de Cruz Azul, para apoyar a las esposas de los principales líderes opositores a la actual administración de la cooperativa y que en grupo se hacen llamar las CruzHadas.

 

 La presentación la hizo Juliana Reynoso, quien expuso de manera general la situación que vive la cooperativa Cruz Azul. Muchos adjetivos, arengas, frases hechas y, en especial, acusaciones de corrupción contra los jueces que llevan el caso de la cooperativa, porque todos los fallos los han perdido de manera irremediable. “Es que todos sabemos en qué situación se encuentra el sistema de justicia en México”, dijo la señora Reynoso.

Hizo también un llamado a todo tipo de autoridades: federal, estatales, diputados, senadores, entre los que destacan el senador Napoleón Gómez Urrutia y Dolores Padierna, sin dejar fuera por obvias razones al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Todo se desfondó cuando  llegó el momento de preguntas y respuestas. Al pedir pruebas de las demandas por corrupción y lavado de dinero de manera concreta. Los cooperativistas Raúl García Jiménez, Mario Francisco Morán, entre otros, confesaron no tener una sola prueba de las acusaciones contra la administración de Cruz Azul y mucho menos, de manera particular contra Guillermo Álvarez, director general de la empresa.

“Lo que pedimos es que las autoridades investiguen, por aquello del que resulte responsable, pero de manera directa no podemos señalar a Guillermo Álvarez. La demanda que se hizo fue con base en una investigación periodística del grupo llamado Mexicanos Contra la Corrupción”, señalaron varios cooperativistas y fue confirmado por la esposa de Víctor Manuel Velázquez.

Les comentamos que quizás los fallos en su contra, por parte de los jueces, más que por corrupción se deban a la falta de pruebas y evidencias. Las  integrantes de CruzHadas retornaron a temas generales como la gran corrupción y lavado de dinero, pero sin sustento.

En el transcurso de la rueda de prensa quedó demostrado el esfuerzo por politizar el movimiento. Presumieron su asociación y simpatía con el Sindicato Mexicano de Electricistas de Martín Esparza.

Un periodista les preguntó sobre la situación  financiera de la Cooperativa Cruz Azul y señalaron que el tema ni tocarlo. “Somos una empresa con cuatro grandes centros de producción. Generamos 8 millones de toneladas de cemento anual y cerca de 8 mil empleados trabajamos en ella”, señalaron los cooperativistas inconformes.

 


juliobrito@cronica.com.mx
jbritoa@yahoo.com
Twitter: @abritoj

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -