Metrópoli


A 16 meses del trágico septiembre del 2017: La Osa Mayor se levanta

Desde el 15 de mayo del 2018 iniciaron las obras de reconstrucción. Eran dos secciones de 14 niveles y 28 departamentos cada uno

A 16 meses del trágico septiembre del 2017: La Osa Mayor se levanta | La Crónica de Hoy

La reconstrucción del hogar de 56 familias avanza a paso firme en la colonia Doctores.

Luego de que en septiembre del 2017 dos eventos sísmicos sacudieran algunas partes de la República mexicana y la Ciudad de México, dos edificios de 14 niveles y 28 departamentos cada uno, en la colonia Doctores conocidos como Osa Mayor tuvieron que ser demolidos  por las afectaciones estructurales.

A 16 meses de aquellos sismos, el multifamiliar se reconstruye, llenando de esperanza a las 56 familias que habitaban los edificios.

SISMOS. El primer sismo de aquel trágico septiembre de 2017 sucedió la noche del 7,  misma noche en la que el multifamiliar Osa Mayor sufrió la fractura de sus muros, de las escaleras y la caída de lámparas.

Los mismos vecinos hicieron una rápida valoración al inmueble y  notaron que “no era seguro regresar a sus hogares, pues el daño estructural se notaba a simple vista y desde las calles aledañas”, comentó Jacqueline Carmona la administradora de los edificios.

Jacqueline asegura que muchos de los vecinos —debido a que el departamento de Osa Mayor era su único patrimonio—, no hicieron caso a la recomendación de “no regresar a su hogar en lo que esperaban un dictamen del gobierno”.

Doce días después, el 19 de septiembre, la tierra se movería una vez más, el segundo evento sísmico de 7.1 grados Richter terminaría  con las fracturas de los muros y con las esperanzas de los vecinos de regresar a sus hogares, pues parecía que las paredes habían desaparecido y en donde había fracturas emergieron boquetes del tamaño de un colchón.

Aquel segundo sismo provocó que los vecinos abandonaran por completo los edificios en la espera de un nuevo dictamen.

Pasaron más de dos meses y los inquilinos eran una muestra de los afectados por el terremoto que vivían en la incertidumbre.

La administradora —quien además funge como vocera de los inquilinos—, comenta que a 80 días después del sismo los vecinos no tenían claro el futuro del inmueble, aunque visitaban a las autoridades capitalinas y delegacionales para exigir un dictamen.

“Íbamos a la delegación y a Protección Civil, pero nadie nos daba respuesta, la jefa de Protección Civil de aquel entonces, nos dijo “rásquense con sus propias uñas” y no nos dio atención, por lo que decidimos empezar a ver en más instituciones para saber qué pasaría con nuestros edificios”, comentó Jacqueline. 

En el cruce de las calles Doctor Lucio y Doctor Navarro los inquilinos establecieron un campamento y se turnaban para montar guardia para evitar que personas ajenas ingresaran al inmueble.

“Hacíamos guardias por piso, a veces les tocaba a los del piso 10 y luego a los del 5, sin ayuda de alguna institución o de Protección Civil, poco a poco los vecinos empezamos a sacar nuestras pertenencias, primero pasaban 15 minutos, después como veíamos que resistía, entraban 30 minutos hasta que fue tiempo ilimitado, pero solo de dos departamentos a la vez” recordó.

RECONSTRUCCIÓN. El exsecretario de Obras, Edgar Tungüí, reconoció que el caso del edificio Osa Mayor fue especialmente difícil, debido a la complejidad de notificar a los 56 inquilinos para la demolición.

Pero para el 14 de enero del 2018 los trabajos de demolición comenzaron y terminaron en mayo de ese mismo año, posteriormente, el  exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva colocó la primera piedra de la reconstrucción  el 15 de mayo.

Dicha reconstrucción está a cargo del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI) y los vecinos comentan que la conclusión está prevista para finales del 2019 o principios del 2020.

En el espacio en donde se reconstruye la Osa Mayor y donde se encontraban dos torres con una antigüedad de 49 años, los vecinos realizaron un recorrido a 8 meses de la primera piedra del inicio de su nuevo hogar.

“No soy arquitecta, ni se de construcción, pero lo que veo me gusta, la forma en como nos  explican los ingenieros es muy detallada para que sepamos qué es lo que están haciendo”, comentó Jacqueline.

La nueva Osa lleva un 40 por ciento en la primera fase de construcción, y abarca la planta baja y el área de comercios,

Los vecinos comentan que los trámites con el Instituto de Vivienda de la Ciudad de México  “aún no están del todo claros”, pero ya se está trabajando para tener todos los papeles listos, pues con el cambio de administración los trámites se han tenido que posponer en lo que se reacomoda la nueva administración.

“Tenemos un doble juego, porque debemos acatar lo que dice  el INVI y checar los planes para la reconstrucción y el apoyo a damnificados del gobierno, de hecho hemos recibido los 4 mil pesos mensuales  que da el gobierno y a la mayoría se nos va en la renta” comentó uno de los vecinos.

Silvia Bello vivía junto a 8 integrantes de su familia en el departamento del piso 13, debido a eso comenta que los primeros dos meses decidieron irse a vivir a la casa de su hermano, pero “el departamento era más pequeño y había un baño para 10 personas. Difícil”.

El proyecto contempla 54 departamentos y seis locales comerciales construidos en una superficie de 783 metros cuadrados, los vecinos pagarán su nuevo departamento —que tendrá el mismo metraje que el anterior— en mensualidades que irán conforme a sus posibilidades económicas, según Jacqueline, de entre 10 mil y 12 mil pesos el metro cuadrado.

“A pesar del cambio de gobierno, la obra no se ha parado, los trabajadores siguen y todo avanza bien”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -