Cultura


Aceptó Fonatur que el Tren Maya no toque la reserva de Calakmul

Mapeo.Son más de 2,017 los sitios arqueológicos registrados dentro del área de influencia del Tren Maya calculando una influencia de 30 kilómetros, esto es, 15 de cada lado del eje del trazo, señala Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del INAH

Aceptó Fonatur que el Tren Maya  no toque la reserva de Calakmul | La Crónica de Hoy

Si la gente dice no al Tren Maya el INAH seguirá con sus investigaciones en esas áreas de manera normal, dice Pedro Francisco Sánchez Nava.

Hace seis meses la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, se comprometió a preservar todo el patrimonio arqueológico, paleontológico, cultural, lingüístico y artístico que se encuentre en la ruta que recorrerá el Tren Maya, que abarca cinco estados del país. A pesar de ello y a dos días de que se lleve a cabo la consulta ciudadana que definirá la realización de la obra al sur de México, las autoridades culturales no conocen el proyecto ejecutivo.

En el pasado mes de junio, durante la firma de un convenio entre la Secretaría de Cultura (SC), el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Frausto Guerrero aseguró que realizarían un mapeo de percepción remota y buscarían que partes de la ruta del tren obtuvieran la declaratoria como patrimonio mixto ante la UNESCO.

Para lograrlo, dijo, utilizarían un mapeo con tecnología Lidar (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) que identificaría los vestigios arqueológicos aún no visualizados, los rastros históricos, así como el legado artístico y cultural de la zona.

Crónica presenta una entrevista con Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien asegura que Fonatur aceptó que la ruta del Tren Maya evite pasar por la Reserva de la Biósfera de Calakmul, Campeche, el primer bien mixto que México logró inscribir en 2014 en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

— ¿Ya tienen el Lidar?

— Afortunadamente esa promesa o compromiso que se hizo hace varios meses, e incluso se firmó un convenio, ya está comenzando a reflejarse, ya nos están entregando los primeros productos y los estamos valorando porque nosotros pedimos ciertas características que nos sean útiles.

“Estamos confiados a que ese producto que están entregando de manera parcial contenga las características para que realmente nos sea de utilidad. Tiene 15 días que comenzó a llegar el material”.

— ¿Cuántos puntos arqueológicos tiene detectados el INAH?

— Son más de 2,017 los sitios arqueológicos registrados dentro del área de influencia del Tren Maya calculando una influencia de 30 kilómetros, esto es, 15 de cada lado del eje del trazo.

“Estoy seguro de que somos la institución que ha respondido de manera más ágil e inmediata a las necesidades de Fonatur. Desde un principio les dijimos: de esta franja que nos dan de manera tentativa hay estos registros, lo cual no quiere decir que sean los únicos”.

Lo que hace falta conocer es el proyecto ejecutivo, añade Sánchez Nava. “Ese proyecto que ya lleva coordenadas exactas, que ya lleva estaciones, caminos de acceso, que ya lleva zona de talleres y zonas de desahogo del tren. A veces las áreas comprometidas con obras colaterales a las del tren son las que implican mayor riesgo para el patrimonio, no el tren en sí mismo, no el eje, pero sí las áreas donde habrá obras complementarias”, señala.

El pasado mes de marzo durante el foro “Tren Maya. Mitos y realidades” organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Javier Velázquez Moctezuma, coordinador de Vinculación Científica del Fonatur, mencionó que se prevé la construcción de barrios modernos alrededor de las estaciones que tendrá el Tren Maya.

— Cuando menciona obras complementarias, ¿se refiere a los barrios que se construirán?

— Sí, a los centros urbanos que serán fundamentales para nosotros. De Palenque ya hay un esbozo de dónde quieren hacer ese centro.

— ¿Esperan recibir un proyecto integral de parte de Fonatur?

— En cuanto nos den ese insumo nosotros responderemos en días, lo tenemos todo listo.

— Considera que antes de hacer la consulta pública, ¿debería darse a conocer el proyecto ejecutivo?

— Desde nuestro punto de vista es muy importante que entre mayor información exista, mejores decisiones se pueden tomar.

— ¿La consulta modificará los trabajos del INAH en el área maya?

— Si la gente dice no al Tren Maya el INAH seguirá con sus investigaciones en esas áreas de manera normal, siempre he dicho que las investigaciones de salvamento arqueológico representan una oportunidad para avanzar en el conocimiento de las sociedades pretéritas.

“En caso de no hacerse la obra, seguiremos avanzado poco a poco en el estudio de esa área. Tenemos que buscar el equilibrio entre generar ese conocimiento sin que implique afectación de vestigios que son irrecuperables”.

— Se decía que la UNAM tiene ya participación en el proyecto del Tren Maya ¿qué de cierto es?

— No, ellos tienen algunos estudios de la región de Palenque, hay muchas investigaciones pero esos estudios están reflejados en el Consejo de Arqueología porque la norma dice que para poder hacer investigación tienes que entregar informes y proyectos, entonces esa información la tenemos ahí y en caso de usarla se darán los créditos correspondientes.

“Han hecho ofrecimientos de apoyo tecnológico para algunos estudios, estamos valorándolo y por supuesto que con la UNAM tenemos convenios firmados, de ser necesario sólo sería jalar ese convenio marco”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -