Mundo


América y Europa boicotean la investidura del “dictador” Maduro

La OEA —con la abstención de México—no reconoce su mandato. “¡Viva México!”, gritó el venezolano tras la jura. El chavista se echa en brazos del Ejército y pide “profundizar una revolución militar”.

América y Europa boicotean la investidura del “dictador” Maduro | La Crónica de Hoy

Foto: Twitter

El aislamiento del régimen chavista se agudizó ayer, día en que el presidente Nicolás Maduro juró un segundo mandato de seis años “para llevar a Venezuela a un mejor destino”. Desafiante a las denuncias de gobierno ilegítimo, el líder chavista declaró que él es “un demócrata de verdad” y, rodeado de la cúpula militar, declaró: “Ha llegado el tiempo de profundizar la revolución militar de Venezuela. Que cada soldado y soldada sepa qué hacer”.

Coincidiendo con su polémica investidura, no reconocida ni por la oposición ni por los obispos venezolanos, la Organización de Estados Americanos (OEA) acordó en una reunión extraordinaria, celebrada en su sede de Washington, “no reconocer la legitimidad” del segundo mandato de Maduro, que culmina en 2025, y pidió la realización de nuevas elecciones “con todas las garantías necesarias para un proceso, libre, justo, transparente y legítimo”.

La resolución fue aprobada por 19 países, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, más Estados Unidos, República Dominicana, Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Votaron en contra Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica, además de Venezuela; mientras que se abstuvieron México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador, pese a que su presidente, Salvador Sánchez Cerén, fue de los pocos mandatarios que acudió a Caracas a la ceremonia de investidura.

¿INTERVENCIÓN ARMADA? En su intervención ante la OEA, el representante venezolano, Samuel Moncada, calificó de “golpe de Estado” la resolución aprobada, “con el propósito de promover el caos y una intervención extranjera”.

En el mismo foro, el embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo, advirtió que su país hará “todo lo posible” para que Venezuela regrese a la democracia”.

“En un futuro muy cercano habrá más sanciones”, declaró el emisario del presidente Donald Trump, quien declinó pronunciarse sobre la abstención de México en la votación de la OEA.

Otro país que habló de “restaurar la democracia” fue Brasil, cuyo nuevo gobernante, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ya sugirió la posibilidad de autorizar una base militar de EU en el país y coordinar un “frente anticomunista” con su admirado Trump, con el que se reunirá este mismo mes.

CERCO DIPLOMÁTICO. El presidente colombiano, Iván Duque, considerado por Maduro como “el diablo”, hizo un llamado a los países de la región a “cercar diplomáticamente la dictadura” de Venezuela, aunque no anticipó que Bogotá planee en breve la ruptura total con Caracas.

Quien sí anunció ayer que rompe relaciones diplomáticas con Venezuela fue el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien, rodeado de su gobierno, ordenó “el cierre de nuestra embajada y el inmediato retiro del personal diplomático paraguayo acreditado ante dicho país”.

Por su parte, Perú llamó a consultas a la encargada de Negocios de la Embajada peruana en Caracas, Rosa Álvarez, al iniciarse el “ilegítimo” periodo presidencial.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció sanciones financieras contra funcionarios de alto nivel de la “dictadura”; mientras que el chileno Sebastián Piñera anunció que su país seguirá “aportando antecedentes para el examen preliminar que está llevando a cabo la Corte Penal Internacional sobre posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela”.

“EUROPEOS RACISTAS”. El boicot de todos los países europeos contra el gobierno de Maduro, al que consideran ilegítimo, fue respondido por el mandatario venezolano llamándolos “racistas”.

“Párate ahí, Europa, basta de agresiones contra Venezuela. Respeta a Venezuela, Unión Europea, o la historia te cobrará esta deuda”, advirtió.

LLAMADO OPOSITOR AL EJÉRCITO. La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), de contundente mayoría opositora, se declaró “en emergencia” luego de que Maduro jurara para un nuevo término de 6 años y reiteró que no reconoce su legitimidad.

“Desde la AN nos declaramos en emergencia ante un hecho inédito”, dijo el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, en referencia a la “usurpación” del cargo presidencial.

“No eres legítimo, así te disfraces como te disfraces”, dijo al respecto Guaidó al asegurar que Maduro robó los símbolos de la Presidencia, como la banda y el collar, que son propios de las investiduras en Venezuela.

“Fue casi como colocarle una corona de papel en un Carnaval que en Venezuela no existe por la tragedia que vivimos. Casi hasta digno de risa sería si no fuera porque quienes tienen los fusiles que sostienen esa corona de papel también mueren cuando penetran irregulares en nuestras fronteras”, añadió Guaidó.

El recién electo presidente del parlamento venezolano hizo un llamado a las fuerzas militares de Venezuela, que ayer mismo juraron lealtad a Maduro, para que lo desconozcan y permitan que ocurra una transición democrática.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -