Opinión


Ante la desigualdad, un significativo avance de las mujeres

Ante la desigualdad, un significativo avance de las mujeres | La Crónica de Hoy

Alcanzar la meta de que la igualdad esencial entre hombres y mujeres sea una realidad, se ve todavía lejana, lo cual es preocupante ya que ellas son más de la mitad de la población y padecen mayores carencias que los varones.

Si analizamos el nivel de pobreza, vemos que en México viven en pobreza 53.4 millones y en pobreza extrema 43.6 y es un hecho que en una familia con pobreza, quienes más la sufren son las mujeres.

Por otra parte, es un hecho que las mujeres han avanzado en su interés y participación en la vida pública del país, pero todavía son numerosas las que consideran que “la cosa pública no es propia para ellas” y es en esta área donde los funcionarios podrían influir  presentando propuestas dirigidas a ellas, para que la integración plena de las mujeres a la vida social, económica y política del país, sea una realidad. Paralelo a la propuesta de igualdad de oportunidades para las mujeres, se requiere impulsar la igualdad en el área educativa ya que el analfabetismo es mayor entre ellas. En las edades de 20 a 64 años, 6.1% son analfabetas y solo el 4.1% de hombres lo son. Y en las edades de 65 o más el porcentaje de mujeres es de 26.2% y el de hombres de 18.1%.

Es necesario que la educación, en sus distintos niveles, llegue a todas las zonas del país y que se impulse la inscripción de las niñas en las escuelas de educación básica, ofreciéndoles becas para ellas, a fin de que las familias no decidan inscribir solo a los varones. También sería de gran utilidad alfabetizar a las personas mayores que lo requieran ya que ahora ha aumentado la media de vida y necesitan herramientas para vivirla con mayor calidad.

Se requiere proporcionar guarderías para los hijos pequeños de las madres que lo requieran y convertir a todas las escuelas de educación básica en “Escuelas de tiempo completo”, a fin de que los menores sean debidamente atendidos mientras las madres trabajan fuera del hogar.

Hay además una gran injusticia que cometen los empleadores al pagar a las mujeres, solo por el hecho de serlo, menor salario del que se paga a los hombres por trabajos de igual nivel y en ocasiones de mayor calidad. Un aspecto importante es eliminar la discriminación que sufren las mujeres al no permitirles ocupar puestos de mayor jerarquía, solo por ser mujeres; está siendo difícil para los varones aceptar la autoridad del mando femenino.

No obstante esta realidad, hace unos días se dio un paso muy importante que ayudará a lograr que el avance de las mujeres sobre la igualdad se haga realidad. En la Cámara de Diputados se aprobó constitucionalmente, la paridad para que en todas las dependencias del Gobierno Federal, su personal sea integrado con igual número de hombres y de mujeres.

Los Congresos Locales ya iniciaron la ratificación de esa reforma y en breve será vigente a nivel Federal. Esperamos que todos los Congresos Locales incluyan en sus Constituciones este avance que redundará en beneficio de las mujeres y de toda la sociedad.

El que más mujeres participen en la función pública beneficiará a todos los mexicanos. El papel que ellas desempeñen, podrá ayudar a una mejor planeación y seguimiento de las políticas públicas. Además, podrán ser tomadas en cuenta con mayor interés las necesidades de las familias y toda la sociedad será beneficiada con ese cambio que ayudará a alcanzar la plena igualdad entre mujeres y hombres, en obligaciones, derechos y oportunidades. Gracias al Poder Legislativo Federal.

 


Doctora en Ciencias Políticas melenavicencio@hotmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -