Metrópoli


Anuncian medidas para evitar el freno de obras en la CDMX por COVID-19

El gobierno capitalino informó que se aplicarán protocolos para impedir el contagio entre los obreros; también implementarán medidas para cuidar la salud de las personas en situación de calle.

Anuncian medidas para evitar el freno de obras en la CDMX por COVID-19 | La Crónica de Hoy

Foto: Cuartoscuro

Con 82 casos confirmados de COVID-19 en la capital del país, el gobierno de la CDMX ha informado que, a pesar de la situación, las obras públicas y privadas podrán continuar operando, siempre y cuando cumplan al pie de la letra con las normas emergentes para salvaguardar la salud de los trabajadores y continuar generando empleos.

La Secretaría de Obras y Servicios local explicó que los protocolos establecen que en cada obra debe existir un responsable que deberá gestionar las acciones ante la contingencia.

Asimismo, se deberá llevar un riguroso registro de los trabajadores que acuden diariamente a laborar, a quienes al momento de su entrada diaria se les deberá de tomar la temperatura, misma que no deberá exceder los 38 grados. También garantizar el suministro de agua, gel antibacterial y demás material sanitario al interior de la obra son algunas de las nuevas medidas que las constructoras deberán seguir.

Las construcciones deberán colocar en todos los accesos, salidas y baños carteles con las medidas para evitar la propagación del virus, la forma correcta de lavarse las manos y la explicación del servicio por SMS para detectar la enfermedad.

Todas las personas mayores a 65 años deberán de permanecer en casa con goce de sueldo, durante los días que la contingencia sanitaria se extienda y los campamentos y dormitorios al interior de las obras deberán ser evitados y/o suspendidos.

Jesús Esteva Medina, secretario de Obras comentó que este protocolo para las obras en proceso de construcción fue publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad el día 24 y detalla: “Básicamente medidas que tienen como objetivo asegurar que se hagan efectivas las acciones que ya se vienen mencionando desde el gobierno federal y desde el gobierno local que hay que cuidar”.

Esteva Medina informó que en caso de ser necesaria la suspensión de las obras, los empleadores deberán asegurar el cumplimiento del contrato de trabajo de cada colaborador a fin evitar despidos masivos.

De igual forma, las constructoras tendrán que asegurar la estabilidad de todos los elementos que integren la obra ante algún tipo de movimiento telúrico y mantener debidamente las señalizaciones necesarias a fin de evitar accidentes.

La construcción de la línea uno y dos del Cablebús, la ampliación de la línea 12 del Metro, la construcción de los PILARES, puentes vehiculares, obras de infraestructura vial y la restauración del Ángel de la Independencia, serán algunas de las obras públicas que deberán incorporar este protocolo.

PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE. Por su parte, Almudena Ocejo Rojo, titular de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la CDMX, comentó que el gobierno central también ha empezado a implementar medidas sanitarias para cuidar la salud de las personas que actualmente se encuentran viviendo en la calle.

Alrededor de 2 mil 150 personas en situación de calle se encuentran viviendo dentro de los Centros de Asistencia e Integración Social (CAIS), de las cuales aproximadamente el 45 por ciento corresponde a personas mayores de 60 años, grupo que representa el principal sector vulnerable ante el coronavirus.

Ante ello, las visitas a estos centros han sido canceladas, mientras que al interior el ingreso de personal debe ser bajo el cumplimiento riguroso de las medidas de sanidad.

A los residentes les es tomada la temperatura dos veces al día a fin de detectar algún síntoma del virus.

Sin embargo, el trabajo que la Secretaría realiza por medio de brigadas que recorren las calles para atender a las personas, continúa, por tal motivo cuatro brigadas permanecen visitando las alcaldías con las zonas en donde el 80 por ciento de la población en situación de calle vive.

Todo el personal de estas brigadas acude equipado y debidamente capacitado para poder atender y detectar a alguna persona enferma, situación que hasta el día de hoy no ha ocurrido.

En el caso de encontrar alguna persona con síntomas, ésta deberá ser trasladada al Centro  de valoración para su atención médica y aislamiento.

Respecto a los 423 comedores comunitarios que el gobierno de la CDMX tiene, 388 continúan abiertos pero con servicio de comida para llevar, así como también 10 comedores públicos, tres emergentes que atienden a damnificados y migrantes y 10 camiones que brindan alimentos al exterior de hospitales.

Comentarios:

Destacado: