Mundo


Arranca en EU primer juicio contra compañía, por epidemia de opiáceos

El estado de Oklahoma exige a la multinacional Johnson&Johnson que repare el daño causado a miles de personas, por no alertar de la fuerte adicción a los analgésicos

Arranca en EU primer juicio contra compañía, por epidemia de opiáceos | La Crónica de Hoy

El primer juicio contra los fabricantes de analgésicos, acusados de haber alimentado la crisis de sobredosis de opioides que azota a Estados Unidos, se inició el martes en Oklahoma con la rama farmacéutica de la multinacional Johnson & Johnson en el banco de los acusados.

De los tres laboratorios acusados inicialmente en este estado, Johnson & Johnson, más conocido por su talco para bebés que por los medicamentos contra el dolor vendidos por su filial Janssen, es el único que no alcanzó un acuerdo amistoso con el fiscal de Oklahoma para evitar una demanda.

Purdue Pharma, que se convirtió en el enemigo número uno en la crisis de los opioides, por fabricar el medicamento Oxycontin, llegó a un acuerdo amistoso en marzo con las autoridades del estado al aceptar desembolsar 270 millones de dólares. El laboratorio israelí Teva hizo lo propio este fin de semana y acordó pagar 85 millones de dólares.

“Más recetas que residentes”. Los abogados que defienden la acusación del estado de Oklahoma denunciaron que durante algunos años la cantidad de recetas de analgésicos de ­Johnson&Johnson dispensadas superó la cantidad de residentes del estado (unos cuatro millones de habitantes).

También argumentaron que ­Johnson&Johnson, junto con las farmacéuticas Purdue Pharma y Teva, crearon campañas de publicidad “engañosas” que no destacaron los riesgos adictivos de los analgésicos que comercializaban y que finalmente han causado estragos en la población de su estado.

“Esta epidemia ha afectado a gente real y sus familias. Creo que la justicia para Oklahoma significa que los acusados tendrán que limpiar el desastre que han dejado en el estado, cueste lo que cueste”, señaló al inicio de la vista el fiscal general del estado, Mike Hunter, que forma parte de la acusación.

Asimismo, Hunter consideró que la actual crisis de opiáceos es “la peor crisis sanitaria en la historia” de Oklahoma y del país.

Por su parte, la defensa de Johnson&Johnson dijo que la empresa avisó a los menores de edad de que “las pastillas son peligrosas” y recordó “los médicos y el Gobierno apoyan las terapias con opiáceos para dolores crónicos”.

Se espera que el resultado de este juicio en Oklahoma marque el camino de los próximos litigios a nivel nacional.

Más muertes por sobredosis que en Vietnam

La crisis de los opioides en los Estados Unidos marcó un nuevo récord de muertes por sobredosis: 72 mil en 2017, según estimados del Centro para el Control de las Enfermedades (CDC), lo cual implica un aumento de alrededor del 10% con respecto al año anterior. La cifra es tan alta que supera las muertes de soldados de EU en Vietnam en 20 años de guerra (58 mil 159), y muy superior a los muertos por HIV (12 mil en 2016), accidentes automovilísticos (40 mil en 2017) o armas de fuego (38 mil en 2016).

El sector de la población más afectado es el de hombre joven de raza blanca, tanto en zonas rurales como ­urbanas.

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -