Nacional


Casi 70 mil migrantes registrados en el programa "Quédate en México" enfrentan abandono

Entre los casos de abandono por parte de las autoridades mexicanas, según refiere el reporte, destacan la ausencia de garantías para la seguridad de estas personas, un lugar digno para pasar los días

Casi 70 mil migrantes registrados en el programa

Foto: Archivo Cuartoscuro

Promesas sin cumplir, abandono sin alguna garantía permanente de protección social, de salud, educación y sin un empleo seguro, este ha sido el panorama que por más dos años han enfrentado 69,320 migrantes registrados por las autoridades mexicanas con el programa “Quédate en México”, y que aguardan en la frontera norte en espera de solución de las cortes de Estados Unidos a su solicitud de asilo en aquel país.

El Programa “Quédate en México” fue implementado por el gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump el 20 de diciembre de 2018, pero entró en vigor el 25 de enero de 2019 y mediante este protocolo se obliga a los migrantes, en su mayoría procedentes de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala) y que solicitan asilo en EU, a esperar en territorio mexicano durante el tiempo que se prolonguen los procedimientos migratorios, lo que podría tardar meses o años.

Al cumplirse dos años de este programa, conocido también como Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), un Informe elaborado por las organizaciones civiles Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD) en coordinación con el Instituto para las Mujeres en la Migración, AC (IMUMI), Asylum Access México (AAMX) y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), titulado “En la boca del lobo”, revela que 69,320 migrantes solicitantes de asilo en EU han sido regresados a México para esperar la resolución de sus casos, tiempo en el que estas personas no han contado con la protección prometida, por lo que han enfrentado múltiples situaciones de riesgo social que se agravaron con la pandemia de COVID-19.

Entre los casos de abandono por parte de las autoridades mexicanas, según refiere el reporte, destacan la ausencia de garantías para la seguridad de estas personas, un lugar digno para pasar los días y las noches, sin estar hacinados en campamentos improvisados como actualmente viven desde hace más de 600 días, además de no contar con atención sanitaria.

En el caso de los programas sociales, los migrantes acusan que no cuentan con educación para sus hijos, con empleos fijos como prometió el gobierno federal.

Aunque el entrante presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió acelerar las gestiones para una Reforma Migratoria y cortar de tajo todas las políticas racistas contra los migrantes que impuso la administración Trump, también señaló que esto llevará algún tiempo, lo que agravaría la estancia de estas personas en México.

Mientras los más de 68 mil migrantes están en espera de una pronta respuesta a su solicitud, en territorio mexicano se enfrentan a varias situaciones de vulnerabilidad, al ser víctimas de arbitrariedades por parte de personal migratorio, de las policías locales, de la Guardia Nacional, ser blancos de la delincuencia.

De acuerdo con un monitoreo de la organización estadounidense Human Rights Firs (HRF), hasta el 13 de mayo del 2020 tenían un registro de que 1,114 migrantes en la frontera de México habían sido víctimas de secuestro (de ellos 256 niños y niñas), violación sexual, extorsión, tortura y asesinato.

El Informe “En la boca del lobo, denuncia también que el gobierno mexicano al aceptar, por presiones de la administración de Donald Trump, implementar el programa “Quédate en México”, “se hizo cómplice de las políticas de crueldad desplegadas por Trump”, aun cuando el gobierno mexicano asegura que lo aceptó como respuesta humanitaria y ofreció otorgar permisos de estancia, oportunidades laborales y servicios, lo cual no se ha visto reflejado en los dos años que lleva este plan migratorio.

“La administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a brindarles trabajo, acceso a la salud, a la vivienda y a educación. No ha cumplido. Cuarenta días después de aceptar dicho Programa, el 29 de enero de 2019, fue devuelta por Tijuana la primera persona migrante a suelo mexicano. Hasta diciembre del 2020 suman 69,320 migrantes” que han sido devueltas a México, señalan las organizaciones en su reporte.

SE OFICIALIZA

El 20 de diciembre de 2018 el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el Programa “Quédate en México”, para contener la migración ilegal y convertir a México en un “Tercer país seguro”. Ese mismo día, el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, emitió una respuesta en la que señaló que “por razones humanitarias” se autorizaba este protocolo.

El programa “Quédate en México” se puso en marcha de manera formal el 25 de enero de 2019 y se lanzó como un programa piloto en el puerto de entrada de San Ysidro, California, donde solo se aplicaba a las personas que solicitaban asilo en dicho puerto5, pero se extendió a los puertos de entrada de Calexico, El Paso, Laredo, Brownsville y Eagle Pass6.

El 29 de septiembre de 2019 este protocolo migrante se amplió para que el gobierno de EU pudiera regresar a México a la mayoría de migrantes solicitantes de asilo, independientemente del lugar por donde hubieran entrado a territorio estadounidense.

DÓNDE SE APLICA

En orden de implementación, “Quédate en México” se aplica en San Diego y Calexico, en California; y El Paso, Brownsville, Laredo y Eagle Pass, en Texas; del lado estadounidense. En el lado mexicano la devolución de los migrantes se realiza en las ciudades fronterizas de Tijuana y Mexicali, en Baja California; en Ciudad Juárez, Chihuahua; en Matamoros, Nuevo Laredo, en Tamaulipas; en Piedras Negras, Coahuila, y en San Luis Río Colorado, Sonora.

Comentarios:

Destacado:

+ -