Metrópoli


Cerradas y en el olvido, clínicas veterinarias de Eruviel en Naucalpan

Desde hace más de un año ya no brindan servicio, a pesar de estar equipadas con Rayos X y quirófanos.

Cerradas y en el olvido, clínicas veterinarias de Eruviel en Naucalpan | La Crónica de Hoy

Gastaron más de 3 millones en la construcción de estas clínicas, que hoy se encuentran arrumbadas. En un principio eran atendidos de 45 a 60 animales por día.

Las clínicas veterinarias que construyó el Gobernador Eruviel Ávida en bajopuentes y sitios estratégicos del municipio de Naucalpan, que costaron 3 millones de pesos, están abandonadas, puesto que desde hace más de un año, ya no brindan servicio.

Según vecinos y personal que laboró en éstas, desde un principio únicamente sirvieron para vacunar contra la rabia a los perros.

En ellas no se realizaban cirugías, no se proporcionaban medicamentos gratuitos ni consultas, como desde un principio presumió el gobernador priistas cuando las entregó.

Dice personal de los sitios que ya están cerrados que en un principio se atendían de 45 a 60 animales por día; actualmente a ninguno; incluso en una ocasión abandonaron el cadáver de un perro afuera de la clínica ubicada en la colonia San Luis Tlatilco, sobre Periférico, y dejaron un  recado escrito: “Gracias a ustedes, mi perro terminó así”. 

Estas clínicas contaban con varios consultorios, área de ultrasonido y rayos X, aplicación de vacunas, laboratorio clínico y procesos de cirugía, entre los que se incluye la esterilización de mascotas.

“Lo consideraría como un buen proyecto, pero con el paso del tiempo se abandonó, nadie se hizo cargo y parece que para la Secretaría de Salud del Estado de México le fue más conveniente el dejarlo sin funcionar que operando, en un comienzo se llegaron a esterilizar a más de 3 mil mascotas”, explica Sandra, quien fue pasante en el lugar del 2016 al 2017.

Usuarios que llegaron a asistir a esta clínica señalan a través de denuncias públicas en redes sociales que el lugar no contaba ya con medicamentos o esterilizantes para poder atender la gran demanda que tenían.  “Las pocas veces que llegue a ir sólo me lo vacunaban contra la rabia, ya no hacían otra cosa, no había manera, en una ocasión tuvieron que pedir ayuda a uno de los veterinarios de una clínica privada a unas cuadras de San Luis Tlatilco, porque sólo había puros pasantes”, comenta Roberto Mendoza.

Incluso los beneficiarios dicen que  la demanda del servicio veterinario en este hospital era alta, por lo que las citas en el área de intervenciones quirúrgicas, como las esterilizaciones, se daban varias semanas después de que eran solicitadas afectando la vida de las mascotas y otros optaban por asistir a un particular. La Defensoría Animal MX, asociación en pro de la vida de los animales en la metrópoli, publicó en su cuenta de Twitter que se atendían perros y gatos de la calle que la gente rescataba y sus atenciones gratuitas los salvaban, pero con su desmantelamiento se prevé que más animales vivan en la calle con el riesgo de tener alguna enfermedad contagiosam como la rabia.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -