Opinión


Crece la protecciónde los superdotados

Crece la protecciónde los superdotados | La Crónica de Hoy

RESPETABLES PADRES DE FAMILIA:

 

+Es más fácil criar niños fuertes 

que reparar hombres rotos

Frederick Douglas

Por fortuna, Pat (QEPD), la madre de mis hijas, y yo nos interesamos tanto por Leopoldo hijo como por sus hermanas, en su desarrollo integral, que hoy, Patricia Evangelina y Mónica son dos mujeres exitosas y realizadas en sus respectivas actividades, como lo es también mi hijo varón y por eso quiero sugerir a ustedes que aún tienen hijas niñas y púberes, que les dejen abrir sus alas y las animen a volar hasta donde quieran llegar.

Se los digo después de haber asistido el viernes pasado a una reunión con los directivos del Centro de Atención al Talento, una de las escasas instituciones que se encargan de rastrear a los niños superdotados mexicanos, pero aún no realiza igual labor con las niñas superdotadas…

¿Por qué? Por falta de recursos, mas no por la costumbre machista, discriminatoria, hija de la vieja y estúpida segregación de las mujeres en múltiples aspectos de nuestra convivencia social. Vieja y estúpida la califico, porque no existe sustento alguno para practicarla, a menos que nos impulse la certidumbre que anida, silenciosa pero activa, en el subconsciente de casi todos los mexicanos, de que nuestras compatriotas femeninas suelen ser más activas, eficientes, responsables y mucho más honestas que nosotros, por citar solo algunas diferencias en sus fortalezas, que son numerosas.

Lo cierto es que discriminarlas en nada mejora a los varones; si mucho, ganamos con no vivir confirmando conscientemente lo que arriba les dije, aunque inconscientemente dejamos que se nos resbale…  

Lo que permanece inmoral en la paternidad actual —como lo era, pero mucho más antes de que, décadas atrás, se impusiera en gran medida la liberación femenina, es mantenerlas, desde pequeñas, ajenas a las diversas acciones favorables a los hijos varones. Por alguna razón que ni siquiera recuerdo, Pat y yo decidimos tratar a nuestras hijas Patricia y Mónica, así como a Mariana durante los años en que disfrutamos la felicidad de su compañía, la misma conducta que tuvimos con Leopoldo… No pedimos entonces al CEDAT que nos las recibieran porque este organismo aún no existía y tampoco Leopoldo llegó a integrarse; de lo contrario, al menos lo hubiéramos intentado. Pero en función de lo que he disfrutado durante años apoyando las acciones de esa institución privada y por lo que me actualizó la reunión del viernes pasado que ya les comenté, me permito solicitar a sus directivos realizar un esfuerzo para, primero, desarrollar una labor de identificación de niñas superdotadas en el país; o aprovechar que la iniciativa de reforma educativa —en proceso de volverse ley— ya considera el cumplimiento de todas las obligaciones del Estado en el campo educativo respecto a nuestra población femenina y retome (aún me refiero al CEDAT…) la iniciativa, como lo hizo con los varones niños.

Les recuerdo, colegas padres de familia, el CEDAT está a su alcance, no lo desperdicien…

 

 

Internet,  m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -