Opinión


De leyes y salchichas

De leyes y salchichas | La Crónica de Hoy

“Las leyes son como las salchichas:

es mejor no ver cómo las hacen”.

John Godfrey Saxe (1816-1887), poeta americano.

 

La mayoría de las veces pensamos en las leyes como algo máximo y casi sagrado. Pero en la realidad hay ocasiones en las que pueden llegar a parecerse mucho a una salchicha: estimado lector, se lo digo por experiencia... Si le gustan las salchichas, es mejor que no vea cómo se hacen.

En el Congreso de la Ciudad de México, los diputados de Morena presentaron un dictamen por el que se adiciona un artículo transitorio a la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal.

El problema con la propuesta, que terminó por ser aprobada por el grupo mayoritario y sus aliados, es que con la adición de un solo artículo transitorio carente de temporalidad (algo que ya en sí es inusitado), se derogan tres artículos y, como resultado, se abroga de facto la norma, suspendiendo el proceso de elección de los Comités Ciudadanos y Consejos de los Pueblos, hasta que no exista una nueva ley que al momento no se ha presentado, ni tenemos idea de cómo viene y que además será muy difícil de consensuar entre todos sus actores. 

Esto dio origen al debate álgido y más intenso que se ha visto desde que se creó el Congreso de la Ciudad de México. Entre la mayoría (Morena y compañía), la oposición (PRI, PAN y PRD) y un grupo de representantes de los Comités Ciudadanos que habían acudido a presenciar la sesión, discutimos acaloradamente este único punto por 4 horas.

Hubo gritos, cachetadas, empujones y majaderías expresadas a todo pulmón, no hubo sombrerazos porque nadie llevaba sombrero pero llegó un momento en que los integrantes del grupo mayoritario, a modo y semejanza de la Guardia Nacional, se apostaron frente a la Tribuna por el temor a que esta fuera tomada por algún miembro de la oposición.

El respeto es la base de cualquier debate de altura. Como bien lo señaló el diputado José de Jesús Martín del Campo, presidente de la Mesa Directiva del Congreso: “Hay opiniones diferentes y hay que acostumbrarse a escucharlas con respeto”.

Un debate es tesis y antítesis, de su síntesis muchas veces nacen las mejores ideas. Aunque su elaboración, como ya lo vimos no siempre sea la más pulcra.

Ahí está la magia: en lo que no vemos.

 

@jorgegavino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -