Metrópoli


Defraudadores operan con fachadas: víctimas de Sofin

Ciudadanos realizan sus propias indagatorias luego de que el MP primero desalentara la denuncia y luego archivara el caso. El 24 de septiembre catearon la empresa Sofin; 32 detenidos, cese de operaciones e inicio de investigación

Defraudadores operan con fachadas: víctimas de Sofin  | La Crónica de Hoy

Continúa la técnica usada para defraudaciones en las que se piden depósitos de dinero o entregar bienes bajo promesa de conceder posteriormente un generoso préstamo. Ciudadanos que denuncian a “financieras” que usan ese procedimiento han cotejado sus casos y resultan semejantes, incluso hasta en el tipo de papelería que utilizan para realizar sus operaciones. La propia Sofin ha sido detectada operando bajo una fachada, haciendo desaparecer su razón social, usando otra con el mismo personal y métodos en otra dirección, según indica una de las víctimas que emprendió sus propias investigaciones, una vez que el MP capitalino le dio carpetazo a su denuncia.

La empresa que detonó el escándalo es Sociedad Financiera Internacional. S.A. de C.V. (Sofin), cerrada e investigada por la Procuraduría por delitos financieros y acusada de tener en su haber cientos de fraudes.

Los préstamos de grandes cantidades eran ofertados por Sofin en oficinas hoy día clausuradas, pero la operación continúa incluso en departamentos habitacionales adaptados como oficinas y en accesorias comerciales de la alcaldía Cuauhtémoc.

Las investigaciones de los ciudadanos afectados, que pudieron encontrarse entre sí luego de que la PGJ cerrara Sofin, cotejaron el procedimiento por el que fueron engañados y perdieron dinero o bienes:  depósitos del cliente (o entrega de un auto, por ejemplo) y luego petición de entrega de más dinero para un presunto seguro de vida. Luego nada, la financiera les aseguraba que ellos depositarían en una cuenta de banco el dinero del préstamo, lo que no sucedía.

 Los recibos que se otorgan bajo diferentes razones sociales  son los mismos (imágenes), lo único que cambia son los logos de la compañía. Las razones sociales, reservadas a petición de las víctimas que están organizadas y en comunicación permanente, son parte de un esquema de camuflaje que se denunciará ante la Procuraduría por estos mismos ciudadanos.

Sofin, ubicada en la calle de Arkansas, entre Montana y avenida de los Insurgentes, fue acusada de dafraudar a sus clientes y la PGJ cateó sus oficinas centrales el pasado 24 de septiembre y detuvo a 32 personas en la colonia Nápoles. En la parte clave de la investigación de las víctimas, se detectó que los mismos promotores y secretarias se habían trasladado a un nuevo domicilio en la Roma Norte.

A partir de los datos entregados por estas víctimas, Crónica corroboró que, en efecto, las operaciones de este tipo continúan ahora mismo y son, al menos, muy sospechosas (para las víctimas en proceso de organizarse queda claro que son los mismos defraudadores bajo diferentes nombres): En la zona de Insurgentes, en las proximidades de la Condesa, se pide depositar dinero o entregar bienes bajo promesa de un jugoso préstamo posterior.

De acuerdo con los empleados de este lugar al que asistió Crónica, esa oficina en particular era de apertura reciente. Se ofrecen toda clase de préstamos, desde 5 mil pesos hasta un millón de pesos. Los empleados explicaron que sólo es necesario llevar una identificación oficial y la foto de un comprobante de domicilio. Allí proporcionan un número de cuenta en el que piden depositar por lo menos el 20 por ciento del monto solicitado en el crédito.

“Una vez que hagas el deposito debes traer tu baucher y se te da el préstamo que posteriormente vas a ir pagando conforme se realice el contrato, hay de diferentes modalidades, de 6 meses, 8, 12 y 18 meses, como más te convenga”,  explicó una de las empleadas. Asimismo aclaró que no revisan buró de crédito.

Crónica verificó un lugar más, una empresa que opera en el centro, un departamento disfrazado de una oficina y en el que los requisitos de “investigación” financiera incluyen  la petición del número telefónico o perfil de Facebook. Con eso basta para  decirle al interesado que  fue aprobado un crédito con un número de cuenta en el banco Santander  de 500 pesos y posteriormente piden enviar fotografías de documentos personales. Las llamadas a esa oficina no son contestadas.  

 

 

 Antecedentes de Sofin, empresa de préstamos acusada de fraude

La Procuraduría capitalina realizó un megaoperativo el pasado 24 de septiembre, en el que detuvo a 32 empleados de la empresa Sociedad Financiera Internacional S.A. de C.V. (Sofin), cuyas oficinas, que están en avenida Insurgentes Sur número 753, en la colonia Nápoles correspondiente a la alcaldía Benito Juárez, fueron cateadas tras una serie de denuncias por el delito de fraude a través de préstamos financieros personales y empresariales.

 

Así operan

Las empresas ofrecen grandes sumas de dinero en préstamo teniendo como única condición para otorgar el crédito que los clientes depositen un porcentaje monetario como garantía y cuando los afectados realizan el depósito, las financieras les prometen depositar en una cuenta bancaria el préstamo, pero eso jamás sucede.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -