Opinión


Dicotomías

Dicotomías | La Crónica de Hoy

Hace aproximadamente 20 años mis papás me regalaron el más estupendo libro sobre elefantes que poseo y que guardo como tesoro para leerlo y releerlo cada que puedo, más que nada, porque su texto me marcó a partir de que sentenciaba la prontitud en que desaparecerían de la faz de la Tierra los carismáticos paquidermos. Desde entonces, y para peor tras los bajísimos números que arrojó su más reciente censo, traigo especial apuro por estos animales, dado lo cual, cualquier información que surge sobre ellos la recibo con miedo y tristeza, tal como fue la de hace unos días, cuando la República de Botswana anunció la reapertura de la cacería (supuestamente controlada) de tan sensibles, culturales y harto inteligentes criaturas, con el fin de disminuir sus poblaciones excedentes.

 Mi corazón y mi alma están rotos, mientras el mundo calla, pero...

Se levanta mi ánimo al enterarme de que aquí en México, al senador morenista Ricardo Monreal nuevamente le entraron las ansias por legislar a favor de los animales. Ahora para controlar su uso como pieles, ante la crueldad que implica la obtención de un producto que ya solamente es adquirido por gente meganaca e insensible. Me pregunto entonces quién le detiene las manos al legislador, y también cuándo cobrará vigencia su otra iniciativa. Aquella sobre no permitir la fabricación, compra-venta e incluso la importación de productos cosméticos probados en animales. Este proyecto, para mejor, está bien redactado, lo que no es común en este tipo de ejercicios que a esa razón suelen quedar cojos o inviables. Y…

Mientras tal tema avanza, sin duda resultó híper ridícula y fuera de toda proporción y necesidad la reciente remisión, hasta en patrulla, de una ciudadana y sus dos perros goldesianos, porque uno de ellos se metió a una fuente de PARQUE PÚBLICO en la Alcaldía Cuauhtémoc. Se trata de una situación que amerita… si no una disculpa pública de la mismísima Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, al menos sí la de Jesús Orta, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que no solo la debe por el atropello, sino porque incluso uno de los chuchos fue amenazado con ser “tronado” porque “miró feo” a uno de los neuróticos elementos a cargo del gravísimo caso, que terminó con la aplicación de una multa, monto que debe regresarse a la afectada partiendo de que la Ley de Cultura Cívica no es precisa ni detalla la supuesta infracción. Los Espacios Públicos son para que los usemos, y si acaso alguien presentó queja por la metida de pata del perro, suficiente hubiera sido solicitar a su custodia que lo retirara. Y que no vengan conque contaminó el agua porque sería una desvergüenza. En cambio y casi al tiempo, se dio que en Ciudad Universitaria propios y ajenos se dieron gusto, en estos días de calor, de gozar junto a sus animales de compañía en los cuerpos hídricos de la zona, sin ser molestados.

EN OTRO TEMA, seguramente para ambos fue un respiro poder zafarse uno del otro. Me refiero, claro, a la “renuncia” de la más fifís de los y las colaboradores del Presidente López Obrador. A Josefa la de los aluxes, quien desde su debut como encargada del sector ambiental se pintó de cuerpo entero, cuando seleccionó como escenografía para su primera entrevista un par de marfiles de elefante, “propiedad de sus padres”, arguyó, pero tarugada que la selló como incompetente para EL TEMA, desperdiciándose desde entonces el recurso para su aprendizaje. Al respecto, llama mi atención la prematura bienvenida que se le está dando a Víctor Toledo como nuevo titular de Semarnat, toda vez que estar en un cubículo o compartiendo conocimientos, dista mucho de la práctica de la administración pública. Recuérdese además que no la tendrá fácil por las omisiones y pifias de su predecesora y porque no cuenta con suficiente presupuesto y personal, situación a la que se suma su radical posición a favor del Presidente López Obrador, que le dificultará discutir, entre otros, el asunto del Tren Maya sobre Calakmul. Juzguen si no, de conformidad al tuit que lanzó el pasado primero de diciembre (así, en altas): “LA GRANDEZA DE AMLO ES UNA LUZ QUE ILUMINA EL FIRMAMENTO TRAS LA LARGA NOCHE NEOLIBERAL...”

Y no, no hemos dado con RAMONA. Continuemos por favor compartiendo su cartel de búsqueda.

 


producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -