Opinión


División de alcaldías, codicia de Bejarano

División de alcaldías, codicia de Bejarano | La Crónica de Hoy

División de alcaldías, codicia de Bejarano

En los últimos días se desató la polémica por el tema de dividir tres alcaldías como lo establece el artículo 22 transitorio de la Constitución de la Ciudad de México, que indica que una vez terminado el proceso electoral de 2018, se iniciará la discusión del fraccionamiento de los territorios con mayor densidad poblacional, esto supuestamente para eficientar el Gobierno. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, fue la primera que levantó la mano y dejó clara su postura: Está en contra de la medida al considerar que sólo significará más gasto y burocracia. Es más, anunció que su administración no está interesada en el tema. Sin embargo, hay morenistas que sí lo están. Los bejaranistas sobre todo. Nos dicen que El Señor de las Ligas está empujando, con ayuda de una de sus alumnas consentidas, la diputada Yuriri Ayala, para que en el Congreso se realice la maniobra. ¿La razón? Hacerse de los territorios y colocar a su gente al frente para recuperar los botines políticos que dejó escapar con sus famosos videoescándalos. Nos aseguran que el profe ya hasta tiene en mente a los personajes que encabezarán las nuevas alcaldías: En Iztapalapa a Aleida Alavez y en Gustavo A. Madero a su hermano Elio Bejarano, dos personajes que se saben la grilla de las alcaldías al pie de la letra. ¿En qué parará esta historia? 

 

El miedo de Brugada

Sí que pegó a Clara Brugada el muertito y los 10 lesionados del Cierre de Carnaval de Santa María Aztahuacán, tan así que la alcaldesa morenista ordenó decretar ley seca toda la Semana Santa, medida que, por cierto, desde hace cuatro años no ocurría. Nos cuentan que la exdelegada tiene miedo de que pueda ocurrir un hecho violento como el del domingo pasado en Santa María, donde los pobladores suelen festejar sus bodas, quince años, bautizos, primeras comuniones, fiestas patronales... con pistolas al cinto y, ya con unos tragos de más, con subametralladoras, echando disparos al aire por el puro gusto. Por lo pronto, la señora Brugada ya mandó a sus empleados a visitar y a amedrentar a cada uno de los comerciantes que venden bebidas alcohólicas en el territorio, sobre todo en los Ocho Barrios, donde se representará el viacrucis de Cristo. Están amagando con clausurar de por vida al establecimiento que sea sorprendido vendiendo “chupe”; no vaya a ser que quieran atentar contra el Jesús de Iztapalapa.

 

Brutalidad ciudadana

Qué vergüenza ver en redes sociales videos en los que se observa a vagoneros y bocineros insultando, amenazando y hasta golpeando a elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, ya sea bancaria o auxiliar, respaldados en muchas ocasiones por los propios usuarios de este transporte. La falta de respeto a la autoridad no hace más que descomponer el ya maltratado tejido social. Y lo más grave es que cuando la autoridad responde a estas acciones violentas, la población juzga a los uniformados que actúan con apego a las normas policiales, en las que se explica que deben responder conforme al nivel de la agresión. Ojo, fortalecer a la policía también se hace desde el lado civil.

 

PepeCapitalino@gmail.com
Twitter: @PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -