Escenario


Dorian busca perpetuar su Justicia Universal por un mundo sin trabas políticas ni sonoras

Entrevista. A un año del lanzamiento de su más reciente disco, la banda española se presenta hoy en el Lunario con algunas reflexiones sobre el mundo y la escena actual

Dorian busca perpetuar su Justicia Universal por un mundo sin trabas políticas ni sonoras | La Crónica de Hoy

En las inmediaciones de una oficina en la Roma, la agrupación barcelonesa, Dorian, conversó con Crónica sobre su próximo Lunario del Auditorio Nacional, donde se presentarán con el pretexto de despedir el álbum Justicia Universal. Sin embargo, durante una charla previa a la entrevista formal, no pudieron evitar remontarse a algunas ocasiones que han disfrutado de las “veintitantas” visitas que han hecho al país desde el surgimiento de la banda en 2002:

“Nuestra primera vez en México fue cuando vinimos a abrir a Café Tacvba y Zoé a finales del 2009 y ¡no nos fue nada mal, eh!, ¡fue una buenísima primera vez!”, enfatizó Belly Hernández, quien se encarga de hacer sonar el piano y los sintetizadores.

En ese sentido, Dorian se ha convertido en una de las primeras bandas de su generación que empezó a venir a México de forma asidua: “Desde que la generación de los ochenta y los noventa empezó su relación con México, con artistas como Alaska hasta Héroes del Silencio, se produjo una especie de corte de información —no en el mainstream— en el rock, que se reanudó a finales de la década pasada y a principios de ésta, y creo que Dorian ha estado en esa nueva hornada”, aseguró Marc Gili (voz y  guitarra).

“Desde el principio fuimos una banda que tuvo un flechazo muy fuerte con el país y con la escena musical local, que supo amar y entender a México desde el principio, por eso estamos muy orgullosos de que, hasta cierto punto, el país forme parte del imaginario del proyecto”, comentó.

Para ejemplo, las colaboraciones que incluyen en Justicia Universal (2018), junto a artistas de la talla de Javiera Mena y León Larregui (Zoé). Por otro lado, la huella que el país ha dejado en la banda también se ve reflejada en temas como “El sueño eterno”, “Llévame” y “El temblor”, siendo este último, para el cual rodaron un videoclip en la Huasteca Potosina, en solidaridad a la comunidad afectada por la cadena de sismos registrados durante 2018.

“Esto es porque México es un país de una gran potencia cultural, de muchos aromas y sabores que acaban marcándote, a nosotros como banda nos ha supuesto un antes y un después en nuestra carrera, como personas y artistas”, afirmó el vocalista.

No obstante, Dorian representa una de las agrupaciones de la escena indie ibérica que ha ascendido con particular rapidez e impacto a nivel internacional en localidades como Canadá, Argentina, Perú, Estados Unidos y algunos países de Europa.

“Tenemos una gran suerte, porque en España la escena musical independiente está muy fuerte, bandas de una larga trayectoria como Vetusta Morla o Love of Lesbian que pertenecen a ella, aquí han surgido de una manera muy espontánea, convirtiéndose en una escena muy fuerte acompañada además de un parque de festivales, por eso no ha dejado de crecer tanto en nuestro país como aquí”, indicó la pianista.

Destacaron que la clave para entender la relación musical México-España de la última década parte de dos vertientes: el acto en vivo y el creativo. Los cuales van de la mano de la creciente ola de festivales y foros que se han levantado y que ayudan a fortalecer tanto a la escena local como a la que viene del extranjero, dando la posibilidad de exposición y colaboración entre proyectos, ante un público tan diverso y una amplia oferta musical con la cual competir.

“Eso hace que el público local de cada estado o de comunidades autónomas —allá en España—, arraigue sus gustos musicales dentro de la música independiente. Luego por otro lado, diría que en estos últimos 10 años se ha dado un altísimo nivel en la creación de álbumes y que hemos tenido la feliz incorporación del mundo del trap y de la música urbana más underground, que muchas veces aporta riesgo y novedad, renovando un poquito el panorama. Por ello estamos felices de estar conviviendo con muchas sonoridades y sensibilidades diferentes, siempre dentro del patrón que nos mueve, que es la creatividad y no la comercialidad”, enfatizó Gili.

Bajo ese mismo concepto y siguiendo la línea de la crítica sociopolítica que realizan en Justicia Universal, la banda tiene claro hacia dónde desean llevar su siguiente material: “En esta gira con la que estamos pasando actualmente por México, hemos visto a un Ecuador, Perú y Estados Unidos en llamas, nuestra propia ciudad (Barcelona) está en llamas. Están pasando muchas cosas en el mundo, la gente pide justica, respeto por parte de la clase política, que no nos traten como súbditos, que se acabe la corrupción, el machismo y el racismo,  que cuidemos el planeta. Son muchos los temas que estamos promoviendo”, puntualizó.

“Estamos saliendo a la calle para protestar por un sistema político que en los últimos 20 años ha estado más al servicio de los bancos que de los ciudadanos. Pero la sociedad está avanzando, si uno la mira con la lupa pequeña pensará que todo es un desastre, pero si lo hace con la lupa histórica de los últimos 40 años, verá que vamos a mejor en términos generales porque son siempre los ciudadanos los que empujan para que los cambios sean posibles y nosotros como músicos, desde nuestra humilde atalaya intentamos reflejar esas realidades y seguramente lo seguiremos haciendo en el próximo disco de Dorian”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -