Nacional


Ebrard: “La migración debe ser opción, no forzada ni por inseguridad o pobreza”

Ante la Asamblea de la ONU llamó a combatir los crímenes de odio e ideas como el supremacismo blanco. Informó sobre un descenso de entre 60 y 70% en los flujos migratorios hacia EU

Ebrard: “La migración debe ser opción, no forzada ni por inseguridad o pobreza” | La Crónica de Hoy

La oportunidad de migrar a algún país “debe ser una opción, no debe ser forzada, por la inseguridad o principalmente por la pobreza”, aseguró este sábado el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, al participar en el debate general de la 74 Asamblea General de la ONU.

Sobre los flujos migratorios, en los que México figura como protagonista al ser cruce obligado de migrantes centroamericanos y en años recientes también de personas que llegan de África o Europa, Ebrard dijo que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quiere participar en la promoción de soluciones, desde una de las regiones con mayor movimiento de población.

“En el caso de la migración pensamos que las medidas coercitivas no tienen horizonte de éxito, pensamos que la migración debe ser una opción, no debe ser forzada por la inseguridad o principalmente por la pobreza”, explicó.

En ese sentido, destacó el plan de desarrollo que impulsa el gobierno mexicano para apoyar el sur de México, y a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, por lo que confió en que a través del Programa de Desarrollo para Centroamérica, se busca crear en la región más de 60 mil empleos en un año, lo que vendría a apoyar el freno del flujo de migrantes que cruzan México para llegar a Estados Unidos.

Ello, insistió, ofrecería a las personas opciones donde viven, para no tener que emigrar forzosamente.

Respecto a la situación fronteriza, Ebrard informó sobre un descenso de entre 60 y 70% en los flujos migratorios hacia EU. Previamente afirmó que México no realizará deportaciones de personas que regresen a México procedentes de Estados Unidos, mientras esperan respuesta a su solicitud de asilo.

Antes de su participación en la Asamblea de la ONU, Ebrard se reunió con los representantes de los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, en donde los cuatro gobiernos reafirmaron su compromiso con el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, que según el canciller mexicano, cuenta con un apoyo de 5,800 millones de dólares de parte de EU.

En otro momento de su participación, Ebrard llamó a combatir los crímenes de odio e ideas como el supremacismo blanco y urgió a frenar el avance del unilateralismo.

Ebrard hizo alusión a la matanza de latinos de agosto pasado en El Paso, Texas, que dejó 22 muertos, entre ellos ocho mexicanos y a su conexión con la de Christchurch, Nueva Zelanda, donde medio centenar de personas fueron asesinadas en dos mezquitas.

“Tenemos que tomar conciencia de que el supremacismo blanco, las ideas del reemplazo de las civilizaciones, están ya teniendo una conexión muy evidente”, apuntó Ebrard, que pidió “sumar esfuerzos para hacerle frente”.

Según Ebrard, no sólo se trata de prevención, sino de “dar de frente la batalla cultural, la batalla civilizatoria, para impedir que sigan expandiéndose estas ideas que ponen en tela de juicio el basamento mismo de la convivencia”.

En ese sentido, avanzó que México va a participar muy activamente en iniciativas para “hacerle frente a esta amenaza” que ataca “la existencia misma de las democracias con las cuales estamos comprometidos todos los integrantes de las Naciones Unidas”.

Por otra parte, aseguró que México recobró su confianza en sí mismo. Es tiempo de que ese México renovado, resuelto, seguro de sí mismo participe amplia, profunda e intensamente para fortalecer nuestro orden multilateral”, agregó, al precisar que estos motivos llevaron al país a recientemente presentar su candidatura al Consejo de Seguridad.

Marcelo Ebrard también destacó que la intervención de su país en la ONU se basa en la “no intervención, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias”. En este sentido, México aboga por el diálogo y “se opone a medidas como el bloqueo a Cuba o la imposición de sanciones a países”, subrayó.

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -