Opinión


El Buzón

El Buzón | La Crónica de Hoy

Buzón
sobre Indesol
*

Benjamín Mora Gómez, exresponsable de los trabajos de Indesol en Jalisco, remite los siguientes comentarios sobre nuestras notas en torno a la cancelación de recursos a organizaciones civiles.

Señor director:

Los errores ingenuos devoran a quienes no logran advertirlos a tiempo. Quien, como el presidente Andrés Manuel López Obrador se atreve a cuestionar la valía para México de la sociedad civil organizada, sólo denota un profundo desdén por las causas que hoy orientan a las naciones democráticas, sintetizadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenido.
Sin pretender extenderme en todo lo que la sociedad civil organizada ha representado en el devenir del hombre y la mujer, de las naciones y sus pueblos, en años recientes, mencionaré algunas: La transparencia y rendición de cuentas de los gobiernos; el respeto al legado de los pueblos originarios; el cuidado de las especies en peligro de extinción y sus hábitats; la convivencia armónica entre los géneros; la paridad de hombres y mujeres en los congresos, el acceso universal, etc. ¿Quién en su sano juicio podría poner en duda su valor y trascendencia?
La determinación del presidente López Obrador de dejar de destinar fondos federales al Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) por una supuesta simulación en la atención de grupos vulnerables, me parece, por una parte, muy lamentable, pues nace del autoengaño, y por la otra, muy congruente con su desdén hacia quien pudiera oponérsele desde la reflexión informada. A López Obrador jamás le ha gustado de sociedad civil y siempre ha sido opuesto a ella; hoy logra herirla de muerte.
De AMLO no me extraña; sí del periódico Crónica (en la persona de Daniel Blancas Madrigal, su coordinador de Investigaciones Especiales), quien en su artículo “Cancelan $483 millones a OSC” señala que, en el Indesol se “registra entidades fantasmas, conflicto de intereses y corrupción”. Aclaro que esas supuestas entidades fantasmas no son sino organizaciones que, al no presentar sus Informes Anuales quedan como INACTIVAS, perdiendo la oportunidad de participar en las convocatorias del Indesol (Inciso 3.3 Criterios y Requisitos de Participación de los Actores Sociales de las Reglas de Operación del programa de Coinversión Social).
Sin dar nombres de sus supuestos testigos, Daniel Blancas se atreve a escribir que el Programa de Coinversión Social “ha sido usado por políticos y funcionarios para sustraer recursos”. Nada más falso y mentiroso, nada más ambiguo y atrevido. Nombres y hechos es lo que se necesita.
Más adelante escribe: “Muchas de las organizaciones participan por invitación directa de los delegados en turno… El delegado elige proyectos de sus amigos, familiares y compadres, mientras el coordinador estatal del programa también selecciona a los suyos”. Falso también. Las convocatorias del Indesol –todas– han sido publicadas en el Diario Oficial de la Federación, abiertas a aquellas organizaciones ACTIVAS (ver el inciso 4.2.1 Promoción de las Convocatorias), y todos los proyectos pasan por el tamiz de una Comisión Dictaminadora (Inciso 4.2.4.1) de personas ajenas al Indesol: Un representante de Organización de la Sociedad Civil, un experto o académico de alguna universidad local y un servidor público, federal o estatal, todos involucrados con el tema. Nunca, nadie del Indesol, participa con voto.
Blancas Madrigal refiere a lo que algún supuesto funcionario –no da nombre– de la delegación de Jalisco le dijo: “Fui jefe inmediato del coordinador del programa y encontré mucha corrupción. Cuando intenté poner control sobre eso me quitaron la supervisión. Me negué a aprobar la entrega de recursos a una asociación fundada por el gobernador en turno y a su familia, y a otras de amigos de la entonces delegada estatal…”
Vayamos por partes:
Los coordinadores del Programa de Coinversión Social tienen como jefe a una persona en la oficina central del Indesol, y no en las delegaciones. En todo caso, su relación directa, en el estado, es con el delegado o delegada federal del Sedesol.
Me llama la atención que primero se nombra como jefe y luego como supervisor.
Durante los seis años del gobierno de Enrique Peña Nieto, jamás se entregaron recursos a organización alguna del gobernador Aristóteles Sandoval o de su familia, ni de la delegada Gloria Rojas. Todas las dictaminaciones, ajustes y ejercicio de los recursos son públicos; por favor, tómense el tiempo de indagar, de investigar.
El desconocimiento de Daniel Blancas sobre el programa es tal que llega a afirmar que “Los montos entregados a cada OSC llegaban hasta el millón de pesos”. Eso es falso. Revisen las convocatorias y los apoyos entregados en las dos convocatorias que Indesol Jalisco atendió.  Ojalá se asuma mayor responsabilidad de parte de Daniel Blancas Madrigal, y precise fechas y nombres de sus dichos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -