Mundo


El Papa abre Sínodo con encendida defensa de los pueblos indígenas

Tras sentirse triste por burla a un líder amazónico, preguntó: “¿Díganme, qué diferencia hay entre llevar plumas y el tricornio que usan algunos jefes de dicasterios?”

El Papa abre Sínodo con encendida defensa de los pueblos indígenas | La Crónica de Hoy

Francisco, cardenales y obispos caminan rodeados de indígenas y activistas a la sala de inauguración del Sínodo. (Foto: EFE)

El Sínodo de los obispos sobre la Amazonia se abrió ayer en el Vaticano con una encendida defensa de los pueblos indígenas y de su cultura, por parte del papa Francisco.

El concilio comenzó con cantos y bailes indígenas en corro con los obispos y cardenales en San Pedro, algo inusual, y con una procesión desde la basílica al aula del Sínodo con el papa Francisco rodeado de indígenas.

Después, el pontífice pidió en su intervención de apertura “acercarse a los pueblos de la Amazonia con corazón cristiano” y “de puntillas, respetando su historia, sus culturas y su estilo en buen vivir, en el sentido etimológico de la palabra y no socialmente, como hacemos a menudo”.

LA TRISTEZA DEL PAPA. Bergoglio denunció que en el pasado “bajo lemas como civilización y barbarie” se aniquiló a los pueblos originarios, e incluso hasta los años 80, y habló del desprecio actual, también en su país, Argentina, cuando se refieren a los que “vienen de la barbarie y se les llama bolitas (bolivianos), paraguas (paraguayos) o cabecitas negras”.

“Me dio mucha pena escuchar aquí dentro un comentario burlón sobre ese señor piadoso que llevó las ofrendas con plumas en la cabeza (durante la misa presinodal del domingo). Díganme ¿qué diferencia hay entre llevar plumas y el tricornio que usan algunos oficiales de nuestros dicasterios (secretarías de la Santa Sede?”, dijo Francisco, que arrancó un aplauso de los presentes en la sala.

CURAS AMAZÓNICOS CASADOS. El tema más controvertido de este Sínodo lo puso sobre la mesa el relator general, el cardenal Claudio Hummes, cuando recordó en su intervención la falta de sacerdotes en el Amazonas y la posibilidad de corregir este problema permitiendo sacerdotes casados en esa aislada región.

“La celebración de la Eucaristía, por lo menos el domingo, es fundamental para el desarrollo pleno y progresivo de las comunidades cristianas. Habrá que trazar caminos hacia el futuro”, declaró, señalando que algunas de estas vías son las propuestas por las comunidades indígenas, como que se abra camino a la ordenación sacerdotal de los hombres casados que en ellas habitan, considerada la gran carencia de curas que aflige a la mayoría de las comunidades católicas de la Amazonia”.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -