Mundo


El Paso recela de la visita, mañana, del presidente de EU al lugar del tiroteo

Mientras los cerca de 700 mil habitantes de El Paso, recordaban a las víctimas del tiroteo en una tienda Wal*Mart, en el memorial improvisado aledaño al centro comercial, el presidente de EU, Donald Trump, anunció que este miércoles visitará el lugar.

El Paso recela de la visita, mañana, del presidente de EU al lugar del tiroteo | La Crónica de Hoy

Memorial a las víctimas del tiroteo, fotografiado este martes. (Foto: EFE)

La herida del tiroteo que este sábado causó 22 muertos y 24 heridos en un Walmart de El Paso, Texas, todavía no se cura, y tardará en hacerlo. Mientras los cerca de 700 mil habitantes de la urbe, fronteriza con Ciudad Juárez, México, recordaban a las víctimas en el memorial improvisado que se ha armado en los aledaños del centro comercial, el presidente de EU, Donald Trump, anunciaba el lunes que mañana miércoles visitará el lugar.

Uno de los tantos mensajes colocados en el memorial, según recogía ayer el diario El País, rezaba: “Señor Trump, ya no más actos de racismo, actos de odio, actos de terrorismo. Somos un país hispano y no se vale tanto odio para los mexicanos. Somos tres niñas, ciudadanas americanas. Nuestros padres son mexicanos y ya tenemos miedo de salir. Esperamos lea este sentir. Dios lo bendiga”.

Este sentir es el general en una ciudad donde el 85 por ciento de la población es hispana, y donde a muchos les cuesta no relacionar los comentarios racistas y xenófobos del mandatario, que se han intensificado las últimas semanas, con los motivos que exhibió el terrorista en internet antes del atentado.

Las voces que, entre la comunidad local y también entre los políticos de El Paso, se levantan contra la anunciada visita del presidente se multiplican. Buen ejemplo de ello es la postura que manifestó Beto O’Rourke, precandidato demócrata y excongresista, nacido en la ciudad, en redes sociales: “Este presidente, que ha ayudado a crear el odio que hizo posible la tragedia del sábado, no debería venir a El Paso. No necesitamos más división. Necesitamos curar las heridas. Él no tiene sitio aquí”.

Incluso el alcalde de El Paso, el republicano Dee Margo, no recibió especialmente bien la noticia. “Quiero aclarar, por las connotaciones políticas, que esto es el cargo de alcalde de El Paso dando la bienvenida de manera oficial al cargo de presidente de Estados Unidos, lo cual considero que es mi deber formal”, aseguró Margo justo al anunciar la visita.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -