Nacional


Emprende ISSSTE estrategia en la detección oportuna de problemas de salud mental y adicciones

Son los principales factores de riesgo para el suicidio en adolescentes

Emprende ISSSTE estrategia en la detección oportuna de problemas de salud mental y adicciones | La Crónica de Hoy

Debido a que en la actualidad el suicidio es la segunda causa de muerte en adolescentes, el ISSSTE emprendió una estrategia de capacitación en detección oportuna de problemas de salud mental y adicciones, que se han convertido en los principales factores de riesgo para el suicidio, señaló el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Precisó que lo anterior se da, en el marco de la campaña sectorial “Juntos por la Paz” para combatir las adicciones en las unidades médicas de primer nivel de atención del ISSSTE.

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la psiquiatra responsable de la estrategia de capacitación en la Dirección Normativa en Salud de dicho instituto, Xóchitl Duque Alarcón, encargada de la estrategia de la campaña contra adicciones en el ISSSTE, puntualizó que en una primera etapa se han capacitado a 247 trabajadores del primer nivel de atención entre personal de enfermería, trabajo social y psicología.

Precisó que la capacitación incluye estrategias de prevención, detección de riesgo, diagnóstico, intervención primaria y canalización a los Centros de Integración Juvenil (CIJ), así como cambiar el estigma y discriminación hacia las personas afectadas por enfermedades mentales y adicciones, por empatía, comprensión y ayuda, basados en uno de los pilares de la campaña que es escuchar.

Aspectos como el aislamiento y la depresión tienen un efecto importante en las adicciones e intentos de suicidio, “por lo que antes de juzgar a quienes los padecen es importante escucharlos y acercarlos a servicios de salud donde pueden recibir ayuda profesional; también es recomendable en todas las etapas de la vida cultivar redes de apoyo social”.

Refirió que cifras del INEGI en 2016, señalan que 6 mil 291 personas se quitaron la vida, de las cuales ocho de cada 10 eran hombres, por lo que abundó que las adicciones constituyen un factor de riesgo importante para este fenómeno, debido a que “los efectos del consumo de enervantes o alcohol limitan la capacidad de autocontrol e incrementan la impulsividad”.

Entre los signos de alarma ante un suicidio (y buscar atención en las unidades médicas), está el haber presentado un intento de quitarse la vida y hablar de muerte o pensar constantemente en ella.

Otros factores de riesgo pueden ser padecer trastornos mentales, depresión en particular, dolor intratable, adicciones, maltrato infantil, tendencia al aislamiento y tener antecedente de algún familiar directo que se haya suicidado.

Ante tales situaciones, la especialista recomendó a los padres favorecer la comunicación, respeto y confianza al interior de las familias, contribuir a la autoestima y atender cualquier tipo de trastornos mentales, indicio o sospecha de adicciones de manera oportuna, acudiendo a sus unidades médicas o con personal capacitado en servicio de salud mental.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -