Cultura


En el conjunto religioso Santiago Apóstol aún no inician los trabajos de restauración

Sismos. El párroco Juan García señala que las autoridades de la alcaldía Xochimilco sólo pusieron una malla hace un par de meses. “El pasado 13 de septiembre firmamos un acuerdo con el INAH, el Gobierno de la CDMX y empresas, para iniciar los trabajos de reconstrucción”

En el conjunto religioso Santiago Apóstol aún no inician los trabajos de restauración | La Crónica de Hoy

Los templos del conjunto de Santiago Apóstol no están abiertos al público.

"Los de la alcaldía apenas pusieron la malla, si hubiera venido hace un par de meses no había nada, hasta que les insistí y les dije: ‘Se nos va a caer en la cabeza y ¿qué va a pasar?, si pasa algo será culpa de ustedes’. Sólo así la mandaron a poner”, comenta Juan García, párroco responsable del conjunto religioso Santiago Apóstol, ubicado en Tulyehualco, Xochimilco, de la Ciudad de México, inmueble que resultó dañado por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El conjunto religioso tiene afectaciones en sus torres y una grieta inclinada que atraviesa la fachada principal, por ello, la actividad religiosa se realiza desde hace dos años en un patio que fue adaptado con sillas y lonas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dicho conjunto religioso fue declarado histórico desde 1986 y se conforma de tres edificios que abarcan los siglos XVI, XVII y ­XVIII: Templo de San Juan de Los Lagos Tulyehualco, Capilla del Apóstol Santiago y casa cural.

“El viernes 13 de septiembre firmamos un acuerdo de restauración con el INAH, el Gobierno de la Ciudad y con las empresas que se van a encargar de reparar los daños. Me dijeron que a más tardar en 15 días se van a iniciar los trabajos, esperemos que en esta semana ya empiecen”, expresa el párroco.

¿Qué se restaurará?

—Los templos no se abren. El primero con la torre dañada es la iglesia original y la que está junto es la nueva, pero ambas están dañadas porque están pegadas. Se restaurarán las dos. Espero que se lleven a cabo los trabajos y que los 10 millones de pesos que nos asignaron se usen en la restauración.

La construcción del Templo de San Juan de Los Lagos Tulyehualco data de 1607. De acuerdo con su ficha técnica, en 1799 el pueblo de Tulyehualco solicitó licencia a las autoridades para ampliar la iglesia porque mucha gente se quedaba afuera.

“Entonces, la población conformada por españoles e indígenas, propuso contribuir con la mano de obra y los materiales de construcción como piedra, arena y tezontle. El templo fue remodelado en 1896”, señala la ficha.

En ese inmueble, los bienes muebles registrados (en un inventario de 1918) son: el altar de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVII, con la escultura de La Concepción de María, obra de José Polanco; el altar mayor, del siglo XVII, con las esculturas de San Rafael, San Miguel y Santiago Apóstol; el altar de Nuestra Señora de los Dolores, con una escultura de la Virgen de los Dolores del siglo XVII; el altar del Nazareno con nueve óleos representando La Pasión de Cristo, obra de José Polanco.

Sobre la capilla del Apóstol Santiago, la ficha del INAH detalla que es un edificio del siglo XVl que funcionó como iglesia principal hasta la conclusión del templo nuevo dedicado a San Juan de los Lagos.

Heriberto Gómez, miembro del grupo de pastoral en Tulyehualco, sentado bajo una lona en el patio del templo, platica que antes ocupaban el salón donde ahora se imparte misa.

 “A los grupos nos dejan menos espacio para trabajar porque se ocupan esas áreas para la misa. Nos tenemos que salir, pero afortunadamente el padre nos adaptó esta lona para atender aquí a las personas”, narra.

SUR DE LA CMDX, PENDIENTE. Salvador Camarena Rosales, coordinador operativo de la Oficina de Sismos del INAH, señala que los grandes pendientes en la reconstrucción del patrimonio son los inmuebles de Xochimilco y Milpa Alta, en la Ciudad de México, ya que se ubican en zonas que requieren estudios más complejos antes de iniciar los trabajos.

“Xochimilco y Milpa Alta son las dos delegaciones al sur de la ciudad que tuvieron más daños, los templos los estamos estudiando, sobre todo los de Xochimilco que están a la ribera del lago, estamos haciendo estudios de mecánica de suelo. Estimo que a la mayor brevedad empezaremos a tener ya obra civil”, precisa.

Otro de los templos históricos, del siglo XVI, en donde se adaptaron lonas para realizar actividades religiosas es la Parroquia San Bernardino de Siena, ubicada en el centro de Xochimilco, ya que su campanario y barda atrial se derrumbaron.

“Ya nos acostumbramos a estar afuera, pero ojalá pronto se abra la iglesia para escuchar misa y poder celebrar nuestros eventos como bodas y bautizos”, señaló Sara, una feligresa originaria de Xochimilco.

De acuerdo con el INAH, la Parroquia San Bernardino de Siena es un conjunto conventual que tuvo varias etapas constructivas que abarcaron desde 1530 hasta 1600.

“En las obras intervinieron fray Francisco de Soto, guardián del convento entre 1535 y 1546, que tomó la dirección y supervisión, y fray Juan de Gaona, en 1550, que trabajó en la edificación como peón y excavador con los macehuales”, precisa su ficha técnica.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -