Nacional


"Por ley, INE no puede entregar datos de los ciudadanos"

El INE está en posesión de datos biométricos como el rostro y las huellas dactilares de millones de personas; hasta el momento no hay ninguna institución del estado mexicano que cuente con datos tan actualizados y con elementos biométricos.

Rene Miranda, Director Ejecutivo del Registro Federal de electoral, dejó en claro que el instituto Nacional Electoral (INE) está obligado por la Constitución a resguardar los datos personales de las y los mexicanos.

El INE está en posesión de datos biométricos como el rostro y las huellas dactilares de millones de personas; hasta el momento no hay ninguna institución del estado mexicano que cuente con datos tan actualizados y con elementos biométricos.

El funcionario aclaró que los datos biométricos “no se entregan a nadie”, pues hasta ahora solo el IFE actualmente INE han tenido la forma de acceder a esta información para efectos de depuración y algunos otros servicios que se han instrumentado para proteger los datos de los ciudadanos.

Precisó que los datos personales recabados están protegidos por las leyes Federales y Generales de Transparencia y Acceso a la información Pública. René Miranda estableció que el INE no escatima en seguridad, pues lo módulos de Atención Ciudadana se encuentran aislados.

“Desde la captación de datos hasta las bases centrales, la información viaja de manera segura encriptada y con todos los blindajes necesarios”, aclaró el funcionario.

El Director Ejecutivo del Registro Federal de Electores del INE explicó que el artículo cuarto de la Ley General de Población, que data de 1992, establece que para la creación de un sistema de identidad ciudadana “el Instituto Federal Electoral tendría que entregar la base de datos ciudadana”.

Sin embargo, recordó que en 1992 el entonces IFE era un órgano del gobierno y éste a su vez organizaba las elecciones. El presidente del Consejo General era el Secretario de Gobernación y se entiende que “la ley haya previsto un transitorio donde se establecía claramente que, para la construcción de un sistema de identidad, el IFE le brindará la información de los electores al RENAPO (Registro Nacional de Población)”.

Para finalizar detalló que antes de 1990 el Padrón Electoral era poco confiable y se daba un uso político a la base de datos. “Un acto político trascendental en esas fechas fue construir un Padrón Electoral desde cero -padrón base cero- y se inició con un censo poblacional de mayores de 18 años”.

“Cada que hay elecciones los partidos supervisan esta base de datos y las listas nominales, lo que ha dado como resultado que se llegue a elecciones sin cuestionamientos de los actores de la contienda”, puntualizó.    

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -