Metrópoli


Examen y práctica en bicicleta para sancionados con fotocívicas

Crónica acompañó a Diego al curso con el que recuperó los 5 puntos que le quitaron por exceder los límites de velocidad. El gobierno capitalino definió cinco sedes para que los infractores recuperen los puntos que perdieron por violar el Reglamento de Tránsito.

Examen y práctica en bicicleta para sancionados con fotocívicas | La Crónica de Hoy

l gobierno capitalino definió cinco sedes para que los infractores recuperen los puntos que perdieron por violar el Reglamento de Tránsito.

Los cursos para quienes perdieron puntos tras recibir una infracción mediante fotocívicas comenzaron en cinco sedes definidas por el gobierno capitalino. Una de ellas, en San Juan de Aragón. Hasta la avenida 608, en el bosque de Aragón, Crónica acompañó a Diego, un joven de 22 años que perdió cinco puntos por conducir a exceso de velocidad.

Después de un examen del Reglamento de Tránsito, montó una bicicleta y en una zona de práctica —en la que había incluso niños a los que enseñaban las normas al circular por la ciudad— repasó las normas que rigen la movilidad en la CDMX, tales como vuelta continua, señalizaciones y semáforos, cruces, límites de velocidad.

Diego Castillo conduce un Jetta y fue uno de los automovilistas que ya tuvo que realizar su curso por haber perdido 5 puntos en las fotocívicas.

El perdió sus 5 puntos por exceso de velocidad, “debo confesar que sí excedí el límite, y cuando me tocaba verificar recordé que tenía que revisar si no contaba con multas y al entrar al portal me informaba que perdí mis primeros 5 puntos”, explicó el joven.

Pará poder recuperarlos, Diego tuvo que hacer un registro en la página de la Secretaria de Movilidad en la que le indicaron dónde tenía que tomar el curso y los documentos que tenía que llevar: tarjeta de circulación, el registro impreso y una identificación oficial.

Lo malo, comentó, fue la lejanía del sitio, pues Diego vive en la alcaldía Azcapotzalco y tuvo que moverse hasta la Gustavo A Madero;  no obstante, señaló que una ventaja fue que pudo escoger una fecha para tomar el curso.

Las cinco sedes se ubican en las alcaldías Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Coyoacán y Tláhuac. 

“Se te agenda un fin de semana, tú puedes elegir qué día pero yo creo que cuanto antes mejor,  y cuando llegué a la bici escuela me pidieron los papeles y me dieron un curso junto a otras 4 personas; entre nosotros comenzamos a platicar sobre el porqué llegamos ahí”, explicó Diego.

La dinámica de las fotomultas funciona de la siguiente manera, cada automovilista cuenta con 10 puntos, cada vez que se comete una infracción de tránsito se descuenta dicho puntaje.

Cada infracción registrada por los sistemas de cámaras y radares restará un punto, con excepción de las infracciones por exceso de velocidad en más de 40 por ciento sobre el límite de velocidad establecido, que restarán 5 puntos como el caso de Diego.

A cada punto perdido corresponde una sanción cívica, que deberá ser cumplida por el usuario de manera obligatoria para poder hacer su verificación vehicular.

Según el joven, el curso no dura más de una hora y se les enseña el reglamento de tránsito de la Ciudad de México, ubicación de radares y cómo funciona el programa completo de fotocívicas, además se les da un pequeño paseo en bicicleta donde también se les muestra cosas básicas como seguridad vial y reconocimiento de señales de tránsito.

“Inicia un experto a cuestionarte sobre el reglamento de tránsito, si lo conocemos, después comienza a darnos una plática sobre seguridad vial, consejos para ser mejor conductor, y cosas así, por ejemplo te dan cifras de muertes por gente que conducía en estado de ebriedad o tips a la hora de pasar por una zona escolar”, señaló en entrevista Diego.

Reconoció que aunque fue pesado llegar a la biciescuela para que le regresaran los puntos que perdió es una buena oportunidad para que la gente haga conciencia acerca de  como maneja un vehículo, y así se puedan evitar accidentes o tragedias.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -