Mundo


Filtración revela que el juez estrella de Brasil conspiró contra Lula

Acusan de parcialidad a Sergio Moro —nombrado ministro de Justicia por Bolsonaro— contra el líder izquierdista, al que negó presentarse a elecciones y encarceló por corrupción.

Filtración revela que el juez estrella de Brasil conspiró contra Lula | La Crónica de Hoy

El presidente Bolsonaro junto a su ministro favorito, el exjuez Sergio Moro.

Los fiscales brasileños actuaron en ocasiones coordinadamente con el juez y actual ministro de Justicia Sergio Moro para perjudicar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción, e impedir su regreso al poder, tal y como anunciaban las encuestas sobre las elecciones de octubre de 2018, ganadas por el candidato de la extrema derecha, Jair Bolsonaro. Esta grave acusación fue destapada por The Intercept Brasil, según conversaciones hackeadas.

El portal aseguró que este es “apenas el inicio” de una serie de revelaciones basadas en informaciones entregadas por una “fuente anónima”, que demostrarían que los principales responsables de investigar y juzgar el caso Lava Jato —la mayor operación contra la corrupción de la historia de Brasil— tuvieron una intencionalidad política: evitar que la izquierda regresara al poder.

The Intercept, dirigido por el periodista estadunidense Glenn Greenwald, a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), tuvo acceso a las conversaciones mantenidas durante años entre fiscales y jueces.

El medio publica fragmentos de diálogos entre el fiscal Deltan Dallagnol y el exmagistrado Sergio Moro, quien en 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por recibir un departamento en una playa de Sao Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS, en concreto, contratos millonarios con la petrolera Petrobras.

Según The Intercept, las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, lo que está prohibido por la Constitución.

“INVASIÓN CRIMINAL”. En una primera reacción, Moro denunció “invasión criminal de los celulares” interceptados y se defendió alegando que “el juez habla con los fiscales, con los abogados, con los policías, eso es normal”.

Por su parte, el Ministerio Público subrayó que los procuradores están “tranquilos” en cuanto a la legitimidad de la actuación, pero expresaron su “preocupación con la seguridad personal y con la fiscalización y manipulación del significado de los mensajes”.

“EL MAYOR ESCÁNDALO”. El excandidato presidencial Fernando Haddad, quien perdió las elecciones del pasado octubre frente a Bolsonaro, advirtió en su cuenta de Twitter que Brasil “puede estar delante del mayor escándalo institucional de la historia de la República”.

“Muchos serían presos, procesos tendrían que ser anulados y una gran farsa sería revelada al mundo. Vamos a acompañar con toda cautela, pero no nos podemos detener. ¡Qué se investigue toda la verdad!, señaló Haddad.

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff, por su parte, afirmó que las revelaciones de The Intercept dejan “explícitas las relaciones ilegales y espurias entre el juez Sergio Moro y los procuradores de la Lava Jato, con destaque para Deltan Dallagnol”.

El PT de Lula instó este lunes a la movilización contra lo que considera una “farsa judicial” construida por los fiscales de Lava Jato y el exjuez Moro.

Para el PT, las conversaciones, cuya veracidad fue confirmada por los fiscales de la Lava Jato, “comprueban la parcialidad de Moro y su actuación como maestro de una denuncia manipulada desde el inicio”.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -