Mundo


Fin de semana sangriento en EU

Tiroteo dejó ayer de madrugada 9 muertos y 27 heridos en Dayton, Ohio, y otro tirador provocó siete heridos al disparar desde un coche en Chicago; los ataques se suman a la masacre del sábado en El Paso

Fin de semana sangriento en EU | La Crónica de Hoy

Estados Unidos acaba de vivir uno de los peores fines de semana que se recuerden en el país. En menos de 24 horas, entre la mañana del sábado y la madrugada del domingo, tres tiroteos, dos de ellos masivos, dejaron al menos 29 personas muertas y 62 heridas. En total, 101 víctimas del incesante goteo de violencia que provocan las armas de fuego en EU.

Después de que el sábado en la mañana el joven Patrick Crusius, blanco y de 21 años, asesinara a 20 personas en un Walmart de El Paso, Texas, y dejara a otras 26 heridas, en la madrugada de este domingo ocurrieron dos tiroteos más.

El primero, en Dayton, una pequeña localidad de algo más de 100 mil habitantes en Ohio, donde otro joven blanco, de 24 años, identificado como Connor Betts, mató a 9 personas y provocó 27 heridos en un bar del centro de la localidad. La policía, que patrulla incesantemente la zona, muy concurrida los fines de semanas por ser un centro de ocio y de restauración, reaccionó inmediatamente tras escuchar los primeros disparos, y según testimonios, en menos de medio minuto logró matar al asesino.

Entre los fallecidos se contaron seis negros y tres blancos, y entre estos tres, las autoridades confirmaron que se encontraba la hermana menor de Betts, de 22 años. Por ello, por el momento la policía no cree que haya indicios para catalogar el suceso como un crimen de odio por motivación racial o política.

Por otra parte, también en la madrugada de ayer, ocurrió otro tiroteo en la ciudad de Chicago, Illinois. Una persona, que no ha podido ser identificada por el momento, disparó desde un automóvil a un grupo de personas que se encontraban comiendo al aire libre en el Parque Douglas, lo que provocó 7 heridos, uno de ellos, de gravedad.

Pocos minutos después se confirmó que alguien disparó también contra dos mujeres que caminaban por la calle, y que quedaron heridas, a pocas cuadras del lugar del primer tiroteo, aunque las autoridades no confirmaron que los disparos las efectuara la misma persona. Por el momento, no hay detenidos.

CRIMEN DE ODIO. Entre tanto, las autoridades estadunidenses sopesan la posibilidad de imputar por terrorismo doméstico y crímenes de odio al tirador de El Paso. Desde el sábado, varias fuentes apuntaron a que la investigación sobre Crusius, que fue detenido sin oponer resistencia, se centra en un manifiesto que este colgó horas antes del ataque en el foro de internet 8chan. En él, manifestó que el ataque sería una “respuesta a la invasión hispana de Texas”.

El gobierno mexicano, que el sábado cifró en tres los mexicanos muertos y seis los heridos, elevó este domingo el balance a siete fallecidos y seis heridos, y el canciller Marcelo Ebrard aseguró que el ejecutivo del presidente Andrés Manuel López Obrador estudia la opción de presentar una denuncia por terrorismo ante EU.

TRUMP, SEÑALADO. Por último, este domingo creció el número de voces que acusan al presidente Donald Trump de fomentar el racismo que avala ataques de los supremacistas blancos, como el de El Paso o el del domingo anterior en Gilroy, California, donde un joven blanco mató a tres personas.

El excongresista y actual precandidato demócrata a las presidenciales de 2020 Beto O’Rourke, nacido en El Paso, respondió “sí” cuando periodistas le preguntaron si la matanza pudo tener que ver con el mandatario, y lo acusó de ser racista. El también precandidato Pete Buttigieg, afirmó que “el nacionalismo blanco es el mal; está inspirando a la gente para cometer asesinatos y se está perdonando al más alto nivel en el actual gobierno”.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -