Opinión


Golpe de timón en el Banco del Bienestar

Golpe de timón en el Banco del Bienestar | La Crónica de Hoy

El año pasado, en la conferencia matutina del 9 de enero de 2020, el Presidente López Obrador informó que la Secretaría de Hacienda ya había transferido al Banco del Bienestar 5 mil millones de pesos, que serían utilizados para la construcción de las 2,700 sucursales. Estos recursos serían canalizados a la Secretaría de la Defensa Nacional para que ellos se hagan cargo.

La mala actuación de Rabindranath Salazar Solorio al frente del banco, generó que fuera removido de su puesto en junio del año pasado. En el tiempo que estuvo al frente del banco únicamente logró terminar 47 sucursales, dejó en construcción 279 y por iniciar otras 243.

El gran error de Salazar Solorio fue otorgar el contrato para la instalación de 8,000 cajeros automáticos a VIVCOLMEX, por un monto de 10 mil 800 millones de pesos. Esta empresa no contaba con experiencia ni con capital suficiente para llevar a cabo un proyecto de esa magnitud. Nunca quedó claro el por qué le fue adjudicado de manera directa este contrato a una empresa con antecedentes dudosos. El proyecto tuvo que ser cancelado por la actual directora, Diana Álvarez Maury, sin que la empresa ejerciera ninguna acción legal para retenerlo.

El rezago en este proyecto comienza a generar preocupación en Palacio Nacional, y es que los miles de beneficiarios de programas sociales del gobierno están empezando a presionar, ya que cada vez es más complicado cobrar los recursos de los diferentes programas sociales. La cantidad que se dispersa mensualmente ronda los 35 mil millones de pesos, el dinero se da en efectivo o se cobra en cajeros automáticos.

A esto hay que agregar que el ambiente laboral en el banco no es de lo mejor, existe un malestar generalizado. De acuerdo con versiones de trabajadores, todos los días se despide a empleados sin justificación y sin liquidación alguna. Hay posiciones clave que se encuentran acéfalas, nueve son direcciones, entre ellas auditoría interna, quince subdirecciones y cinco gerencias; en total son 32 puestos de primer nivel que están en el limbo.

La presión llegó a tal grado que a principios de este año el Presidente López Obrador emitió un decreto para que el proyecto de puesta en marcha de las sucursales recayera en su totalidad en el ejército. El principal problema que tendrá que resolver la SEDENA, es la necesidad de equipamiento sofisticado, ya que deberán contar con medidas de seguridad y sistemas que exige la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y la gran mayoría de estas sucursales estarán ubicadas en poblaciones que carecen de internet y servicios básicos, lo que hace más difícil lograr la meta gubernamental.

En días pasados, en el marco de su gira por el estado de San Luis Potosí, el Presidente López Obrador habló sobre el Banco del Bienestar y prometió que se cumplirá con la meta propuesta. Con este nuevo encargo, las fuerzas armadas siguen ganando terreno y ocupando posiciones clave en el proyecto de la Cuarta Transformación.

 

 

REAPARECE AMADO YÁÑEZ OSUNA

Después del escándalo que desencadenó la quiebra de la empresa Oceanografía, los hermanos Amado y Carlos Yáñez Osuna buscan regresar a las grandes ligas de las licitaciones de PEMEX. Esto por medio de las empresas GEOMAREX y WESTMAR SERVICES, ambas ligadas a ellos. Las empresas mencionadas buscan quedarse con el contrato relacionado con el servicio de traslado entre localizaciones de plataformas autoelevables y semisumergibles de perforación marina. Amado Yáñez Osuna floreció en los sexenios panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón (2000-2012), y según el Portal de Obligaciones y Transparencia en ese periodo logró 110 contratos por poco más de 50 mil 981 millones de pesos. Pero en 2014 todo cambió cuando Citigroup Inc informó que descubrió un fraude en Banamex, su filial en México, relacionado con Oceanografía.

SFP DESAHOGA EXPEDIENTES EN CONTRA DE FUNCIONARIOS DEL SEXENIO ANTERIOR

Según fuentes del Gobierno Federal, pronto se darán a conocer más sanciones contra exfuncionarios del sexenio anterior. Después de la inhabilitación de Alfredo Castillo, ex titular de la CONADE, vendrán otros casos de funcionarios de primer nivel de la pasada administración. Uno de ellos es el de Luis Galván Arcos, quien ya fue destituido de su puesto como Gerente de Operación y Control Financiero de PEMEX, por su presunta participación en la Estafa Maestra. Ojalá que la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, siga tan activa desahogando expedientes del gobierno pasado, ya que se siguen acumulando casos relacionados con funcionarios de la presente administración quienes permanecen durmiendo el sueño de los justos.

@fer_martinezg

fermx99@hotmail.com

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO

+ -