Mundo


Golpe del Supremo británico a Johnson: El cierre del Parlamento fue ilegal

El alto tribunal da la razón a Escocia frente a Inglaterra contra la maniobra del premier para forzar su estrategia del brexit. La oposición reclama que el mandatario dimita.

Golpe del Supremo británico a Johnson: El cierre del Parlamento fue ilegal | La Crónica de Hoy

El sutil mensaje de Brenda Hale al gobierno. (Foto: EFE)

El Tribunal Supremo de Reino Unido asestó ayer un durísimo zarpazo a la estrategia del primer ministro, Boris Johnson, para lograr que el país salga de la Unión Europea el próximo 31 de octubre, tras considerar que el cierre del Parlamento decretado por el mandatario fue “ilegal”.

En una sentencia histórica, los once magistrados del alto tribunal decidieron por unanimidad que la decisión de Johnson fue además “nula y sin efecto”. Por ello, decretaron que la Cámara baja debe recuperar inmediatamente sus funciones, por lo que el presidente del Parlamento, John Bercrow, anunció que las sesiones se retomarán hoy miércoles mismo.

La sentencia indica que lo ­ocurrido no fue “un cierre rutinario del periodo de sesiones”, como defiende Johnson, sino que “tenía el efecto de frustrar o impedir la capacidad del Parlamento de llevar a cabo sus funciones constitucionales sin una justificación razonable”, defendió Hale.

PRECEDENTES ENFRENTADOS. Parte del interés en la sentencia del Supremo era ver si daría la razón al fallo previo de la Corte de Apelaciones de Escocia, que ya consideró que el cierre era ilegal, o la daría a otra del Tribunal Superior de Londres, que se deslindó asegurando que era una cuestión meramente política.

DIMISIÓN. La sentencia del Supremo disparó de nuevo las exigencias de dimisión de Johnson, que apenas lleva tres meses en el cargo. El líder laborista, Jeremy Corbyn, por ejemplo, aseguró que el fallo ratifica “lo que todos sabíamos, que Boris Johnson no es apto para ser primer ministro”.

“RESPETO”. La noticia agarró a ­Johnson en Nueva York, EU, donde se encontraba para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas, pero regresó inmediatamente para poder asistir a la sesión parlamentaria de hoy.

El premier conservador británico aseguró: “Estoy en profundo desacuerdo, pero respeto al poder judicial”, pero insistió en que el brexit sucederá sí o sí el próximo 31 de octubre.

FALLO CON BROCHE DE ORO. La presidenta del Tribunal Supremo de Reino Unido, Brenda Hale, leyó la sentencia en que, por unanimidad, el tribunal opinó que el cierre del Parlamento por parte del primer ministro Boris Johnson fue ilegal.

Pero lo que más llamó la atención de las cámaras que la enfocaban fue el enorme broche en forma de araña que Hale portaba en su escápula derecha.

La pieza se ha interpretado como un sutil mensaje para Johnson, quizás insinuando que está atrapado, quizás llamándole mentiroso, en referencia a un conocido poema británico del siglo XIX, obra de Walter Scott.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -