Metrópoli


Grupos de Collins y Asamblea de Barrios mandan en el Invi

Con amenazas y presiones manejan al Instituto, son los que asignan los créditos para vivienda y mejoras de vivienda; determinan quiénes ocupan las direcciones y subdirecciones y extorsionan a contratistas.

Grupos de Collins y Asamblea  de Barrios mandan en el Invi | La Crónica de Hoy

Dirigentes de organizaciones sociales protestaron y presionaron a la Jefa de Gobierno para modificar el reglamento del Invi.

Grupos y personajes afines al extitular del Invi, Raymundo Collins, así como dirigentes de la Asamblea de Barrios, son los que con amenazas y presiones mantienen el control en el Instituto de Vivienda, así como en las asignaciones de créditos de vivienda y mejoras para éstas.

Incluso, según fuentes de la administración local, son ellos a los que hace referencia Pedro Sosa en su carta de renuncia y a quienes responsabiliza de la corrupción que impera en el organismo.

Por ejemplo tienen ubicado a Elías de Jesús Marzuca Sánchez, subdirector de Análisis y Planeación del Invi, como uno de los que aún rinde cuentas de lo que ocurre en todas las direcciones del instituto a Raymundo Collins.

Asimismo, señalan a Rodrigo Chávez, a quien postuló la Jefa de Gobierno como encargado de despacho —en lo que designan a un nuevo director—, como dirigente de la Asamblea de Barrios.

A decir de las fuentes, Chávez es uno de los personajes que ingresó al inicio de la administración de Claudia Sheinbaum al ­Invi, y desde ahí ha beneficiado a su organización provivienda.

El poder tanto de la gente de Collins como de la de Chávez es tal que ellos deciden quiénes se quedan como titulares en las direcciones y subdirecciones, “los palomean”, y de no ser de su agrado, “les hacen la vida de cuadritos hasta que renuncian”.

En el interior del Invi “todo mundo sabe que en los últimos meses hubo una gran cantidad de renuncias y despidos, propiciadas por estas personas que sólo velan por sus intereses y el de sus agremiados”.

“Este Marzuca es gente de Collins, él lo adoptó porque lleva más tiempo acá y sabe el movimiento; cambió la administración y logró quedarse, pero todos sabemos que se mueve a los intereses del exdirector”, comentó uno de los trabajadores del Invi, quien pidió el anonimato debido a que tanto la gente del exjefe de la Policía como de la Asamblea de Barrios es peligrosa.

Según el empleado, estos personajes son los responsables de la corrupción que impera a la hora de entregar viviendas; dan prioridad a su gente o a algunas organizaciones “que se alinean a ellos” para otorgar créditos sin ser de escasos recursos.

“Hay personas, que son de su equipo, que tienen tres o cinco departamentos, claro, a nombre del cuñado, del primo o del amigo del hermano. Eso no es nuevo acá (en el Invi), así se las gastan ellos”.

Además, nos dice el informante, tienen el poder de vetar a operadores políticos para no ser beneficiados en el reparto o extorsionan a las constructoras para dar permisos.

“Es una porquería todo el Invi y no hay para cuándo termine”. 

El exdirector del Invi, Pedro Sosa Álvarez, expuso en su carta de renuncia, enviada a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el viernes pasado: “Encontré al Invi con un grado generalizado de corrupción y recibí claras instrucciones suyas de combatirla y cambiar los mecanismos que la propician, tarea que he cumplido cabalmente con el apoyo del magnífico equipo de colaboradores que logramos conformar”, escribió.

Asimismo alertó que hay grupos de chantaje político, que presionan más que los ciudadanos que buscan un cambio real.

La semana pasada Sheinbaum anunció la salida de Sosa Álvarez, que será el 15 de agosto, luego de la protesta que grupos de organizaciones sociales peticionarias de vivienda acudieran al Antiguo Palacio del Ayuntamiento a protestar contra las nuevas reglas de operación del instituto.

Sosa Álvarez afirmó que combatió la corrupción, tal como se lo pidió la mandataria capitalina, que además hizo acotaciones a las reglas de operación del Invi para impedir el mal uso de los apoyos, que buscó garantizar que los créditos de vivienda llegaran a quienes menos tienen.

Afirmó que las decisiones las tomó con el Consejo Directivo del Invi, integrado por los titulares de las secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, de Gobierno, de Obras y Servicios, de Medio Ambiente, así como de la Contraloría capitalina, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México y un ciudadano designado por la propia Jefa de Gobierno.

Lamentó que algunos grupos hayan presionado para su salida e incluso le advirtió a Sheinbaum que hay personajes que aunque dicen apoyar a la Cuarta Transformación y a ella, sólo presionan y le mienten.

REMOCIÓN DE SOSA, UNA BUENA DECISIÓN: SHEINBAUM. Para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, la remoción de Pedro Sosa de la dirección del Instituto de Vivienda fue una buena decisión.

La mandataria aseguró que su gobierno no enfrenta ni presiones ni chantaje, como lo aseguró el funcionario en su carta de renuncia, y rechazó que en esta administración prevalezca la política clientelar.  

“Cada quien tiene su opinión. Tomamos una buena decisión; Pedro es un buen técnico pero cada quién decide cómo se comporta, cómo hace las cosas, tiene sus posiciones y lo importante es que salga adelante el Invi.

“Nosotros ni estamos presionados por chantajes ni mucho menos, y nuestro compromiso es acabar con la corrupción en el Invi y que se generen mejores condiciones para la vivienda social”, dijo la mandataria.

PAN PIDE EXPLICACIÓN. El PAN de la CDMX exigió a Sheinbaum que explique a la ciudadanía cuáles fueron las verdaderas razones de la salida del director del Instituto de Vivienda.

El hecho de que la salida de Pedro Sosa se diera después de que un grupo de manifestantes protestara afuera del Ayuntamiento, hace pensar que la mandataria cedió a la presión antes que hacer respetar la ley.

“Desde Acción Nacional hacemos un llamado a la Jefa de Gobierno a no ceder ante el chantaje ni la presión de organizaciones que lucran con los apoyos que otorga el Instituto de Vivienda. Estamos a favor de la transparencia y el combate a la corrupción, especialmente en un tema tan sensible como es la vivienda social”, subrayó Andrés Atayde, presidente del PAN en la Ciudad.

A siete meses de gestión, la primera renuncia en el gabinete genera incertidumbre y pone en duda su combate a la corrupción, agregó.

Comentarios:

Destacado:

+ -