Metrópoli


Impunes, acosadores del Metro; policías sólo les piden borrar fotos y videos… y los dejan ir

Crónica platicó con usuarias del STC, quienes aseguran que en los últimos meses han sido víctimas de personas que las graban con su celular. En la mayoría de los casos las afectadas no se dan cuenta que son filmadas; los que sí se percatan, no hacen nada

Impunes, acosadores del Metro; policías sólo  les piden borrar fotos y videos… y los dejan ir | La Crónica de Hoy

Jessica, de 42 años de edad, iba rumbo a su trabajo cuando se dio cuenta que un hombre, de entre 38 a 40 años, la estaba fotografiando y sin mostrar ninguna pena o remordimiento.

Acercaba su celular hacia ella, mientras continuaba mirándola de forma libidinosa. Un miedo recorrió automáticamente su cuerpo y las ganas de salir corriendo la invadieron dejando un solo pensamiento en su mente: ¿dónde me escondo?

Para un amplio sector de mujeres, usuarias del Sistema de Transporte Colectivo de la ciudad, el viajar diariamente a lo largo de esta red se ha convertido en una verdadera pesadilla. En entrevista con Crónica, usuarias contaron que, además de ser acosadas, tocadas e intimidadas también han sido fotografiadas y grabadas sin su consentimiento para posteriormente difundir estos materiales de índole sexual por medio de redes sociales y sitios para adultos.

Las recientes investigaciones de la Procuraduría General de Justicia capitalina han revelado que están circulando más de 22 mil videos y fotografías de índole sexual que han sido tomados a usuarias dentro de las instalaciones del Metro de la CDMX y son vendidos y difundidos por diversos sitios web.

A diario miles de mujeres son víctimas del acoso sexual dentro del trasporte público, en este caso “Daniela N”, quien es menor de edad, relata que utiliza el Metro a diario y que en una ocasión pudo percatarse que un señor de aproximadamente 40 años, dentro de la estación Buenavista, se encontraba fotografiándola sin su consentimiento, por lo que inmediatamente le pidió de manera enérgica que borrara dichas fotos, pero no fue hasta que un elemento de seguridad de la estación se lo pidió que éste lo hizo y posteriormente fue escoltado hasta la salida.

En diversas ocasiones las víctimas no se dan cuenta de que están siendo grabadas o fotografiadas, por la cantidad de gente que aborda los vagones, pero como “Brenda N”, otra usuaria recurrente del Metro comenta, las personas que se encuentran alrededor del acosador sí pueden darse cuenta de lo que sucede, como le sucedió a ella cuando viajaba en la Línea 12 y pudo ver cómo un hombre, de alrededor de 38 años de edad, tomaba fotos de otra mujer sin que ésta lo supiera y dicho sujeto, al observar que ella lo veía, dejó de grabar y abandonó el vagón en la siguiente estación.

El papel que juega el cuerpo de seguridad que se encuentra dentro de las instalaciones del Metro es esencial para la detención de acosadores, ya que, como cuenta Roberto Salgado, quien pertenece a la Policía Bancaria Industrial y es encargado de cuidar la seguridad dentro del Metro, en una ocasión tuvo que solicitar a un sujeto, borrar presuntas fotos y videos tomados sin consentimiento a una mujer, para posteriormente acompañarlo a la salida; lamentablemente, la víctima no quiso presentar ninguna denuncia ante las autoridades.

Para Patricia Martínez, psicoterapeuta y feminista, el acoso sexual y el hostigamiento desgraciadamente se han normalizado y es por eso que es tan difícil tipificarlos dentro de un código penal para poder posteriormente castigarlos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -