Mundo


Irán reactiva plan nuclear y se gana nuevas sanciones de Estados Unidos

El régimen islámico justifica ruptura del pacto para forzar a sus aliados a que burlen el embargo petrolero impuesto por Washington. “Si cambian de conducta me reúno con ellos”: Trump.

Irán reactiva plan nuclear y se gana nuevas sanciones de Estados Unidos | La Crónica de Hoy

El canciller iraní, Mohamad Zarif, fue recibido ayer en Moscú por su homólogo ruso Serguéi Lavrov. (Foto: EFE)

El gobierno iraní anunció ayer la reactivación parcial de su industria nuclear, rompiendo así el histórico acuerdo alcanzado en 2015 con seis potencias occidentales, justo cuando se cumple un año de la retirada unilateral de Estados Unidos, por órdenes del presidente Donald Trump.

El presidente Hasán Rohaní dio ayer un ultimátum de 60 días a Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, para que burlen el embargo al petróleo iraní y las sanciones al sistema bancario iraní, impuestas por EU.

“Tras la violación de EU (del pacto), Irán renunciará a dos acciones que realizaba hasta hoy. Es decir, cada vez que nuestra producción de uranio enriquecido alcanzaba los 300 kilos, lo vendíamos a dos países. Hoy lo suspendemos y también dejamos de vender agua pesada”, informó Rohaní en un discurso televisado.

El mandatario recordó que los puntos 26 y 36 del llamado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés) precisan que Irán tiene derecho a reducir sus compromisos si las otras partes no cumplen con sus obligaciones.

Por ello, si durante este plazo de 60 días, esos cinco países logran garantizar las exportaciones de petróleo iraní y eliminar las sanciones bancarias, Irán volverá a cumplir con los dos requisitos antes citados.

De no ser así, Rohaní advirtió de que adoptarán otros dos pasos, hasta sumar cuatro: “No cumpliremos con el compromiso de mantener el enriquecimiento de uranio en el 3.67 por ciento y el segundo es que completaremos nosotros mismos el reactor de agua pesada de Arak”, advirtió.

Pese a estas amenazas, el presidente aseguró que la reducción de sus compromisos nucleares es una medida dirigida a “salvar” el JCPOA, y que Irán “no ha elegido el camino de la guerra, sino el de la diplomacia”.
“El acuerdo sigue en pie. Anunciamos nuestra reducción, no nuestra salida. El acuerdo necesita una cirugía, ésta es para salvarlo y no para destruirlo”, aseveró.

Más sanciones. Tras conocer la decisión de Rohaní, el presidente Donald Trump aprovechó para anunciar nuevas sanciones, destinadas a ahogar la frágil economía de la nación chiíta.

“Hoy he firmado una orden ejecutiva para imponer sanciones a los sectores del hierro, acero, aluminio y cobre de Irán, que son las mayores fuentes de ingresos derivados de las exportaciones después de los productos relacionados con el petróleo”, dijo Trump en un comunicado, al recordar que suponen el 10% de su economía exportadora.

Como justificación, Trump explicó que Irán podría usar los beneficios de la venta de metales “para proporcionar fondos y apoyo a la proliferación de armas de destrucción masiva, grupos y redes terroristas (chiítas), campañas de agresión regional y expansión militar”.

No obstante, Trump aprovechó para ofrecer una tregua a Irán si altera “de manera fundamental su conducta”.

“Espero reunirme algún día con los líderes de Irán para alcanzar un acuerdo y, algo especialmente importante, tomar los pasos para dar a Irán el futuro que merece”, aseveró.

Como consecuencia del endurecimiento de las sanciones, las exportaciones petroleras de Irán han caído a cerca de unos 800 mil barriles diarios (de los 2.5 millones anteriores) y la moneda nacional, el rial, se ha devaluado fuertemente.

Las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), dadas a conocer a comienzos de este mes, pronosticaron una profundización de la crisis económica en Irán con un contracción estimada del 6% para 2019 después de la del 3.9% del Producto Interno Bruto (PIB) registrada en 2018.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -