Opinión


¿La debacle (o la priización) de Morena?

¿La debacle (o la priización) de Morena? | La Crónica de Hoy

LIC. ENRIQUE GONZÁLEZ PEDRERO:
POLITÓLOGO DE NACIMIENTO…:

Con su decisión de anular el proceso interno de Morena para elegir a su nueva dirigencia nacional, tal vez el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación vino, al menos, a abrir la oportunidad de salvar a ese partido.

Ya la tercera jornada de asambleas distritales de Morena para elegir delegados al Congreso elector de su nueva dirigencia, estalló la crisis generalizada en el partido ahora oficial. Incluso, su bancada mexiquense de Morena en la Cámara de Diputados, poderosa con sus más de 40 diputados federales, está que brama porque en sus asambleas distritales del pasado fin de semana hubo trampas, simulaciones, golpes y hasta balazos, ocasionando que una tercera parte de ellas se cancelara.

Las siguientes son algunas expresiones de inconformidad que legisladores de Morena, pero también de otros partidos, circulan de manera cada vez más abierta:

+En el actual, complejo escenario de poder y debilidad, la Cuarta Transformación de AMLO debe definir si le conviene contar con un brazo político formal como Morena, o si aplica el clásico refrán de “más vale solo que mal acompañado”.

+¿La Cuarta Transformación necesita un partido? Por lo general, las grandes transformaciones, en su etapa inicial de cambios radicales, no lo necesitan. Los instrumentos del Gobierno, los aparatos del Estado, el emblema de una organización partidista y el membrete aglutinador de mayorías parlamentarias, son suficientes para emprender los grandes proyectos de cambio.

+Desde otro ángulo, ¿es Morena el partido que necesita la 4T? Parece que no por su heterogénea composición. Anidan en su seno políticos de todo tipo y origen: de derecha, de izquierda, católicos, evangélicos, honestos, deshonestos, expanistas, expriistas, experredistas, exverdes... Muchos de ellos son, como  morenistas, un legajo de incoherencia politico-ideológica, pues apenas ayer defendían con pasión las reformas educativa y energética de Enrique Peña Nieto; firmaron con gran sentido patriótico el Pacto por México y usufructuaron los privilegios fiscales del gobierno pero hoy, sin empacho alguno, abrazan las causas contrarias y despliegan una gran imaginación para justificar sus nuevas posturas.

+Es bien sabido que las grandes transformaciones requieren de actores individuales y colectivos con identidad y congruencia politico-ideológicas fuertes y definidas, que aporten y garanticen el marco programático y el cuerpo de principios políticos indispensables para dar rumbo y legitimidad a la transformación… Pero hoy sólo AMLO aporta eso a la 4T, porque Morena pasa por el  proceso autodestructivo que le provoca por su falta de identidad; y por la cultura del patrimonialismo y el saqueo de buena parte de sus cuadros. Prueba de ello es que hoy sus integrantes se dan con todo, incluidos fraudes, robo de urnas y golpizas para ganar posiciones de poder en los distritos y en los aparatos del partido. Ni un solo debate de principios o proyectos; ni una sola disputa, encarnizada o débil a ver quién mete más delegados…

+¿Cuál es el destino de Morena? Hoy está en una lucha fratricida para definir a sus nuevos dueños, con la intención de expropiarle el partido a López Obrador; pero él ya dijo que si Morena no se corrige, él lo abandona. Lo mostrado hasta ahora, apuntaría a que la nomenclatura morenista quisiera configurar un partido de Estado, pues la dinámica asumida por cuadros y dirigentes desde que ganó el poder, se asemeja a la de la familia revolucionaria triunfante en 1929, cuando, desde el poder, Plutarco Elías Calles decidió crear un partido político nacional, el PNR, abuelo del PRI, para organizar el acceso a los recursos y cargos públicos y ordenar los turnos en la silla presidencial…

¿Veremos oootra vez esa película?

 

Internet:  lmendivil2010@gmail.com

facebook: leopoldo mendívil

twitter: @lmendivil2015

blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -