Cultura


La epopeya de 8-Venado, Garra de Jaguar, el clásico literario que aún no es

La historia basada en lo que narran los códices no forma parte de nuestra literatura, como en la de Hércules, Gilgamesh y Odiseo. Citlalli Bayardi y Antonio Garci crean novela ilustrada.

La epopeya de 8-Venado, Garra de Jaguar, el clásico literario que aún no es | La Crónica de Hoy

Representa la iniciación guerrera del señor 8 Venado. Es factible que su educación empezara a los siete años, cuando se les ponía el nombre a los niños mixtecos. A los ocho años conquista el lugar llamado “Peña torcida del águila”. (Imagen del códice Nutt

¿Por qué en la sección de literatura universal de las bibliotecas del país no hay literatura prehispánica? Es un tema que cuestiona la filóloga Citlalli Bayardi, autora de la novela ilustrada La increíble historia de 8-Venado, Garra de Jaguar, basada en la traducción de los códices ­Nuttal y Bodley, ambos resguardados en Reino Unido y en los que se narra la vida de un héroe mixteco del siglo XI.

“En las bibliotecas no encuentras literatura prehispánica pero por qué sí encontramos literatura croata, por ejemplo. En nuestras bibliotecas no están las historias prehispánicas a pesar de que son un lugar que tienen bien ganado por su propia narrativa. Nosotros, los académicos, debemos de llevarlas hasta esos lugares”, indica la también mesoamericanista por la UNAM.

La novela editada por Grijalbo e ilustrada por Antonio Garci cuenta la epopeya del guerrero mixteco 8-Venado, Garra de Jaguar, quien conquistó casi toda la entidad de Oaxaca, así como el Cielo y la Casa del Sol; además logró asentarse en Tula, Hidalgo, donde se convirtió en el Gran Señor Gobernante de Tilantongo.

Las aventuras de este personaje también involucraron tragedias amorosas, la pelea por no ser hipnotizado en el Cerro de la Música, el camino lleno de cocodrilos y peces voraces que esquivó para llegar al Fin del Mundo y la realización de rituales para convertirse en el gran sacerdote y obtener un tocado de serpiente de fuego en la cabeza.

Citlalli Bayardi explica que la epopeya del 8-Venado, Garra de Jaguar, está registrada en el códice Colombino (ubicado hoy en México) y en el códice Becker I (localizado en Viena, Austria), los cuales integraban un mismo ejemplar. También en las láminas 42 a la 83 del códice Nuttall (que se resguarda en Londres) y en la lámina 14 del códice ­Bodley (ubicado en Oxford).

“8-Venado es un hombre-dios con el que cualquier mexicano se puede identificar. Difundir estas historias es algo que si empezamos ahora, las nuevas generaciones seguirán y serán imparables. No hay que identificarse con ningún héroe extranjero, los tenemos aquí”, indica la autora.

La investigadora narra que la publicación del libro tuvo trabas, por lo que invita a las editoriales a apostar por las historias fundacionales del país.

“Esta edición tuvo sus vicisitudes, tuvo sus rechazos, pero hay que apostarle, no temerle y hacer grandes proyectos. Lo comercial no tiene que estar peleado con lo cultural. El códice Nuttall no se puede quedar sólo para el especialista o para un instituto de investigaciones. Tampoco hay que temerle a hacer interpretaciones siempre y cuando te ciñas a un marco de trabajo sólido”, expresa.

El trabajo que hizo Bayardi con esta novela es hacerle justicia al guerrero mixteco, indica.

“El trabajo detrás fue muy minucioso, primero para no falsear la historia porque no es una ficción la vida de 8-Venado, Garra Jaguar, había que hacerle justicia al personaje, justicia a los códices que sustentan la memoria histórica y justicia a las imágenes maravillosas del códice ,porque el estilo mixteco es de un gran detalle y delicadeza poca veces vista, además cuenta con un colorido fantástico a pesar de sus daños”, comenta.

¿Por qué los dioses y guerreros mexicas son los más difundidos?, se le pregunta. “Al momento de la Conquista hubo evangelización al mixteco, pero no se escribieron las gramáticas como sí se hizo para el náhuatl. Conocemos más del náhuatl porque era el señorío principal, se hicieron gramáticas y reglas de comportamiento”, responde.

PICTOGRAFÍA. El caricaturista Antonio Garci señala que él no conocía la historia de 8-Venado, Garra de Jaguar, hasta que ­Citlalli Bayardi le propuso ubicar la vida del mixteco como literatura desde la perspectiva de la epopeya.

“La vida de este personaje es del tamaño y nivel de las historias de Hércules, Gilgamesh o de Odiseo. Es una lástima que en México, teniendo historias como ésta no nos las creamos y no se difunda, siempre se ven desde un punto de vista arqueológico, histórico, antropológico y no como literatura”, señala.

Garci detalla que cada capítulo de la novela inicia con un fragmento del códice Nuttall o con una lámina completa donde ­Citlalli hace la traducción y ofrece pistas para interpretar lo que dice el dibujo.

“Con eso te ubicas y descubres de qué va la historia, pero sobre todo, te das cuenta de que ya estás leyendo el códice. Después aparece el cómic que es mi interpretación de lo que fue cada una de esas hazañas que ya están narradas en el códice. Por ejemplo, cuando 8-Venado, Garra de Jaguar, quedó atrapado por un cerro que los hechizó a él y a su comitiva, entonces los detalles de cómo lo venció es lo que yo recreo”, indica.

Lo más complicado para Antonio Garci fue copiar las imágenes del códice para reproducirlas de manera fiel.

“Como todo héroe, 8-Venado, Garra de Jaguar, les dice —en el cómic— a los chavitos muchos consejos para la vida, por eso la narración está llena de grandes pensamientos y citas”, precisa.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -