Opinión


La incómoda batalla contra la corrupción 

La incómoda batalla contra la corrupción  | La Crónica de Hoy

Cuando se trata de analizar la gestión de un funcionario público, sólo los números validan los juicios. Son muchas las afirmaciones en contra de la administración del Presidente López Obrador en medio de la crisis sanitaria y la económica más grave a la que se ha enfrentado el mundo. Son muchos, los juicios de valor respecto al manejo de la economía y, muchas veces, se cruzan con los prejuicios ideológicos.  Sin embargo, es necesario reconocer que, hasta ahora, la estabilidad de las finanzas públicas es un hecho. Si bien la deuda aumentó 10 puntos debido a los cambios que registró la paridad del peso frente al dólar y a algunas redocumentaciones de pasivos, es claro que no se contrataron créditos con la banca multinacional para apuntalar la reapertura de la economía. Esa decisión, es inegable, le ha gustado a los administradores de fondos de inversión, de capitales. La economía, además, se está recuperando ante la fuerza y la inercia que impone la relación – a veces asfixiante – con el poderoso comercio de Estados Unidos.  La mala noticia es que la pandemia aún sigue aquí y que muchos mexicanos perderán la vida por múltiples razones desde las estructurales en el sistema de salud hasta las relacionadas con las otras pandemias como la de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la malnutrición así como el alcoholismo y el tabaquismo.

Dos casos contra la corrupción

En medio de todos estos problemas, el gobierno federal busca combatir la corrupción en la administración pública. En el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que encabeza Raquel Buenrostro han despedido a una veintena de funcionarios ante las evidencias de corrupción en la gestión del cobro de impuestos. Desde la Administración General de Aduanas hasta las administraciones locales, Buerostro ha revisado, a partir de evidencias y cumplimiento de metas, las desviaciones y actos de corrupción que han afectado el cobro de impuestos. En el SAT, por ejemplo, se corrigió una dinámica perniciosa que año tra año generaba pérdidas para el fisco. Resulta que la llamada cuenta de créditos fiscales incobrables está conformada por todo tipo de pasivos con el gobierno federal desde las  multas de tránsito hasta los grandes créditos fiscales. Es como un gran agujero negro en donde se coloca todos los casos de difícil cobranza. Por tratarse de una gran cantidad de casos y de grandes montos, en esa cuenta se enviaban los casos que algunos funcionarios deseaban dar por perdidos. ¿Quién los iba a encontrar allí? Así pasaron varios gobiernos y al frente de la gestión de esa cuenta se consolió un grupo de funcionarios que hicieron una verdadera fortuna coludiéndose para “extraviar” esos casos. En el SAT, Raquel Buenrostro ya pidió renuncias, inició procesos administrativos ante la Secretaría de la Función Pública y, por supuesto, ante la Fiscalía Federal de la República. Sobre agujero negro en el SAT y algunos casos emblemáticos de esas prácticas de corrupción, le seguiremos informando. 

Fonacot, por la eficiencia.

El otro caso es el del Fonacot a cargo de Alberto Ortíz Bolaños quien al llegar al Fonacot, la entidad que otorga créditos con descuento a nómina a los trabajadores, revisó la estructura de estos financiamientos y encontró que los seguros que se pagaban a diversas instituciones impactaban de manera negativo el costo financiero de los financiamientos. Los seguros se pagaban para prevenir problemas de cartera vencida o incumplimientos pero sin constituir una reserva para el Fonacot y sí un gran negocio para las aseguradoras y otros intermediarios que cobraban importantes comisiones. Así, en el Fonacot cambiaron las reglas respecto a la contratación de seguros y se constituyó un fondo en el Fonacot para respaldar los crédito.  Después, Ortíz Bolaños inició la revisión de contratos con proveedores del instituto y encontró que en varios de ellos se causó un quebranto al patrimonio y, con ello, el costo de los financiamientos. Ortíz Bolaños es catedrático y doctor en Economía egresado del CIDE. Así, se concentró en analizar cada costo que generaba mayores costos financieros para los trabajadores y con ello las tasas de interés. Fue así como inició el ajuste de los réditos que pagan los trabajadores. En el Fonacot ya se realizó un balance de las acciones que ha tomado su dirección general entre diciembre de 2018 y octubre de 2020. Para empezar, sus activos han aumentado más de un 26% al pasar de 23,103 millones de pesos a 28,997 millones. El patrimonio aumentó 44% al incrementarse de 11,918 millones a 17,211 millones. En este periodo, la cartera de crédito aumentó 8% y la cartera vencida cayó en 5% mientras que los gastos de administración bajaron 30%. De esta forma, el resultado neto, la utilidad neta aumentó 98%. Con estos resultados en el Fonacot se confirmaría que, en efecto, desentrañar, exhibir y extirpar las prácticas de corrupción generan beneficios para los trabajadores. El Costo Anual Total (CAT) en los crédito del Fonacot es de 32.3% contra el 42% que cobran en promedio otras intermediarias privadas. 

DIASA lo hace otra vez

La firma que preside José Luis Villar, DIASA Internacional presentó en México dispositivos para desinfección de hogares y negocios, así como tecnología portátil para personas que necesitan protección personal. Con la marca iON, estos equipos darán mucho de que hablar.

En DIASA consideran que para salir adelante de esta pandemia y reactivar la economía será necesaria la desinfección activa de hogares,oficinas y establecimientos comerciales e industriales. Los dispositivos que presenta DIASA al mercado mexicano están desarrollados a partir de utilizar la humedad del ambente para generar Peróxido de Hidrógeno, un desinfectante eficaz contra el SARS- CoV-2 recomendado por la EPA en Estados Unidos y por el Gobierno de México para la limpieza de superficies.  Bohn de México, socio tecnólogo de DIASA, certifica que los equipos emiten Peróxido de Hidrógeno. Se cuenta con estudios de la UNAM, IPN y de laboratorios privados que avalan su alta eficacia en la eliminación viral y bacteriana. Y digo que DIASA lo volvió a hacer es porque no es la primera vez que se adelanta a las tendencias del mercado. Hace algunos años trajo a México las primeras vendor machines , por ejemplo, y después marcó tendencia en el segmento de cafeterías. Ahora va más allá en el sector de la salud con equipos para la desinfección activa. Les seguiré platicando. 

 IBAN, sin captación irregular

Iban Wallet,  fundada en 2019 y que inició sus operaciones como Marketplace Financiero, ha mantenido su crecimiento tanto en número de clientes como de empleos. En Iban Wallet realizan sus operaciones con estrito apego a la ley y sus directivos nos aseguran que no han realizado ningún tipo de captación irregular.  Ninguna autoridad judicial les ha reportado el inicio de algún procedimiento pero estarán atentos para responder a cualquier duda de las autoridad. Iban Wallet es una plataforma fintech que tiene su sede en el Reino Unido y fue creada en 2016.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -