Nacional


La muerte del ladrón y el lamento de la esposa: “¿Por qué, Raúl, por qué?”

El Estado de México cuenta con municipios de alto índice delictivo, entre ellos se encuentran Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Chimalhuacán y Coacalco de Berriozabal, donde los ciudadanos cansados de la inseguridad, hacen justicia por su propia mano

La muerte del ladrón y el lamento de la esposa: “¿Por qué, Raúl, por qué?” | La Crónica de Hoy

Foto: Alejandra

Eran alrededor de las 20 horas del 1 de mayo cuando dos delincuentes en la Unidad Habitacional Ex Hacienda San Felipe, en Coacalco, sin imaginar que el atraco que pretendían ese día se tornaría en pesadilla que cobró la vida de uno de ellos.

Los asaltantes robaron una tienda de la avenida principal y fueron perseguidos por los vecinos con lo que tuvieran a la mano, incluso con un machete, hasta que por fin los capturaron. Una de las versiones apunta a que primero los embistió el auto de un vecino; ya en suelo, los vecinos llegaron a golpearlos hasta el cansancio, quedando herido de gravedad uno de ellos, mientras que al otro, al parecer, el auto le pasó por encima y murió en el lugar.

Una mujer que se encontraba sobre la avenida, no muy lejos de la tienda, dice que pudo ver cuando los ladrones iniciaron la huida después del atraco, se subieron a una moto y escapaban, pero detrás de ellos iba un carro que casi al llegar al final de la avenida se le atravesó y los chocó para aventarlos contra la pared.

“No los aventó con mucha fuerza, yo vi que los empujó hasta la pared y ahí se vio cómo se desvaneció uno de los asaltantes. Cuando el carro se despegó, la moto estaba deshecha pero quedó pegada a la pared y los dos ladrones cayeron; yo creo que el que murió se lo llevaron entre las llantas porque quedó hecho bolas con la cabeza dislocada, pero la gente llegaba corriendo para seguir golpeando al que estaba vivo”. 

Alejandra, también vecina de esta colonia, comentó que “todo ocurrió muy temprano, yo iba regresando de jugar con mi hija hasta que un golpe muy fuerte atrás de mi casa nos desconcertó, me asomé por la ventana y alcance a ver una multitud de gente y una motocicleta destruida, pensé que había sido un accidente, hasta que llegó más gente a golpear a una persona que estaba en el suelo. Escuché que los vecinos comenzaban a decir que eran dos rateros, que acaban de asaltar la tienda del fondo, los siguieron y llegaron a golpearlos hasta con la empuñadura de un machete”.

Alejandra se dio cuenta que había dos personas en el suelo, uno ya no se movía y el otro estaba retorciéndose del dolor por la golpiza que seguía recibiendo. “Sacamos el carro para ir a darnos una vuelta a la tienda, toda la avenida estaba llena de gente, cuando regresamos a donde estaban tirados, ya estaba la policía”.

Este episodio de pesadilla aún no terminaba, después de que la gente hizo justicia por su propia mano y con la policía cercando el lugar donde quedaron tirados los dos sujetos, llegaron familiares de los dos asaltantes. Primero dos mujeres, una mayor de edad y otra joven, que cuando vieron al asaltante que yacía sin vida en el suelo se pusieron muy mal. La policía no las dejaba acercarse, desde el otro lado de la avenida la más joven, con las manos en la cabeza le gritaba al delincuente herido “¿por qué Raúl, por qué?”. 

Los vecinos empezaron a regresar a sus casa mientras llegaban más personas y abrazaban a las mujeres, muchos de los vecinos tenían miedo de que les fueran a hacer algo en represalia, “porque se veía gente mala, por eso nos regresábamos a casas, llegó muchísima gente, carros y carros”, recordaría otro vecino. La ambulancia tardó mucho en llegar, hasta las 10 de la noche y se tardó muchísimo en auxiliar al que estaba vivo, la mujer más joven se fue con él en la ambulancia.

El otro maleante, el que murió, quedó tendido escoltado por policías, la anciana y las demás personas que habían llegado en autos. 

El cuerpo estuvo expuesto durante horas, llegaron tres carrozas pero no les permitieron levantar el cuerpo. El perito llegó ya pasadas las medianoche y hasta después recogieron el cuerpo.

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -