Mundo


La ONU ordena investigar bombardeos rusos y sirios en Idlib

Se trata de ataques que afectaron a instalaciones de Naciones Unidas. Rusia, aliado del régimen sirio, asegura es “un error” y “un obstáculo para la paz”

La ONU ordena investigar bombardeos rusos y sirios en Idlib | La Crónica de Hoy

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ordenó ayer la apertura de una investigación sobre los daños causados en instalaciones de la organización por bombardeos rusos y sirios en la provincia de Idlib.

“Creo que esta investigación puede producir un resultado importante”, dijo Guterres en una comparecencia en la que mostró además su deseo de que “termine la situación dramática que está ocurriendo en Siria”.

Esta decisión llega después de que al menos dos tercios de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU pidieran al secretario general que investigue los ataques contra las instalaciones médicas de la propia organización, en el noroeste del país.

SIN VETO. Rusia, principal aliado del presidente sirio Bachar al Asad y con derecho a veto en el Consejo, se abstuvo de ejercer su derecho para torpedear la investigación.

Aún así, consideró que esta decisión un “error” y representa un “obstáculo para la paz”. “Esto no es para una investigación, esto es para acusar a Siria y Rusia de cosas que no hemos hecho”, dijo el representante adjunto de Moscú ante Naciones Unidas, Dmitri Polianski.

Guterres dijo respetar “totalmente el derecho de Rusia de discrepar”, aunque remarcó que 10 de los otros 15 miembros del Consejo no comparten la opinión de Moscú.

En septiembre de 2018, Rusia y Turquía acordaron detener las operaciones en Idlib, establecer un corredor humanitario y desmilitarizar la zona, donde se estima que viven tres millones de personas.

A pesar de ello, el ejército sirio, fiel a Al Asad, con el apoyo de tropas rusas, incrementó sus operaciones en Idlib. Desde finales de abril, ambas fuerzas realizan una ofensiva en la región, la única que todavía está bajo el control de los rebeldes. Según datos de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 450 civiles han muerto en las últimas dos semanas.

Guterres instó a las dos partes a “alcanzar un acuerdo para evitar nuevas formas de confrontación” y así poner fin a los ocho años de la guerra civil que asola el país.

Cese de las hostilidades

Después del anuncio de la ONU, el ejército sirio comunicó un cese de las hostilidades en Idlib, con condiciones, que comenzó ayer mismo. Según informó la agencia de noticias siria Sana, “se aprueba el alto el fuego, siempre que se cumpla el acuerdo de Sochi”. El pacto estipula el retroceso de 20 kilómetros de la línea rebelde y la retirada de armas pesadas y medianas.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -