Metrópoli


La PGJ investiga “La Rapidita”, rifa de dinero y favores sexuales denunciada por Crónica

Los delitos registrados en la Central de Abasto fueron el motivo de la protesta frente a Palacio Nacional. Dice la Procuraduría que ya se realizaron operativos para detener a la banda de colombianos que está detrás de esta práctica y extorsión.

La PGJ investiga “La Rapidita”, rifa de dinero y favores sexuales denunciada por Crónica | La Crónica de Hoy

Locatarios, comerciantes y diableros bloquearon avenidas y los accesos a Palacio Nacional para denunciar las irregularidades.

La Procuraduría capitalina investiga el caso de las rifas organizadas en la Central de Abasto de la Ciudad de México y de la red de prostitución y extorsión que impera en el sitio, tal y como lo denunció Crónica en julio pasado. 

El vocero de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ulises Lara, informó que el Instituto Nacional de Migración (IMN) ha realizado un operativo con relación a las personas que organizaban estas rifas, pues son de nacionalidad extranjera, como lo informó este medio.

“Una parte será del fuero federal por los extranjeros que llevan a cabo actividades ilícitas y otra que será información complementaria que nosotros estaremos generando y hasta entonces les daremos más información”, explicó.

Crónica publicó el 2 de julio pasado que personas extranjeras realizaban un concurso denominado “La Rapidita”, en la que rifaban relaciones sexuales con mujeres o dinero en efectivo.

Ésa es una de las irregularidades que han estado denunciando los locatarios, comerciantes y diableros de la CEDA. Primero bloquearon el Circuito Interior, desde Eje 5 Sur al Eje 6 Sur, provocando un verdadero caos en la zona oriente de la Ciudad la semana pasada; antier bloquearon los accesos de Palacio Nacional, lo que provocó el enojo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y es que en dicha lotería está involucrada una banda de colombianos que utiliza a mujeres de esa misma nacionalidad para la venta de los boletos.

Las fuentes consultadas señalaron que se trata de una especie de lotería denominada “La Rapidita”, cuyos billetes se vendían de puesto en puesto en 10 y 20 pesos y los premios eran hasta de 500 mil pesos, así como servicios sexuales.

Al respecto, Juan Pablo Espejel, integrante del Comité Técnico del Fideicomiso de la Ceda, admitió la realización de esas rifas, por lo que dijo se ha entregado toda la información a las autoridades correspondientes para su investigación.

También admitió que existe prostitución dentro de la Ceda, pero que se está combatiendo y “hemos hecho todo lo posible porque ese fenómeno social no esté presente”. Manifestó que las autoridades del mercado no propician, toleran ni son omisas ante hechos de corrupción.

Sobre el tema, la secretaria de Gobierno capitalina, Rosa Icela Rodríguez, afirmó que las autoridades locales están abiertas al diálogo con los comerciantes que se manifestaron frente a Palacio Nacional, quienes también se quejaron del retraso en las obras que se realizan en distintas áreas de la Ceda y piden que no se incrementen las cuotas al comercio en vía pública, lo cual, aseguró, “es perfectamente atendible”.

Añadió que también pidieron la destitución de Leyla Méndez, funcionaria del área jurídica de la Ceda, de quien acotó: “No vemos un motivo real para tal demanda”, toda vez que las acciones de la servidora pública están encaminadas a garantizar la seguridad y vialidad en ese centro de abasto.

“Esperaríamos que no fuera un movimiento con tintes políticos”, confió la funcionaria, quien agregó que las peticiones de los comerciantes se van a atender, como acelerar las obras. “Todo lo que sea atendible se va a resolver”, aseguró.

En cuanto a las obras, la Central de Abasto adelantó que el próximo viernes concluirán los trabajos de rehabilitación de la red de drenaje y los patios de carga y descarga en las áreas de abarrotes, flores y legumbres, que debieron estar terminados en junio pasado.

Tras la protesta, los inconformes sólo aceptaron reunirse con el director de la Ceda, Héctor Ulises García Nieto, con la intermediación de la Secretaría de Gobernación en la sede de la dependencia federal, pues además tienen demandas que no están relacionadas con la Central de Abasto.

Comentarios:

Destacado:

+ -