Opinión


Las ideas ampliadas de AMLO

Las ideas ampliadas de AMLO | La Crónica de Hoy

LIC. ARTURO JIMÉNEZ MARTÍNEZ

COMISIONADO GENERAL DE LA

POLICÍA FEDERAL

 

+Ni todos los moros son traficantes

ni toda la policía cumple la ley

Hiba Abouk 

 

El viernes le hice un apretado recuento del conflicto laboral entre el gobierno y lo que queda de la Policía Federal. Me gustaría decirle que el problema se quedó en ese ámbito, pero no. Por falta de visión política y capacidad de gestión pública, el conflicto invadió otros espacios, poniendo en jaque a la recién nacida Guardia Nacional.          

Conflicto de confianza: El propio presidente López Obrador expresó que la Policía Federal estaba “echada a perder”. Ciertamente, los altos mandos nos deben muchas explicaciones sobre la venta de plazas y uniformes, moches de gasolina y, desde luego, posibles vínculos con el crimen organizado. La cuestión es que si está “echada a perder”, ¿para qué queremos a la Policía Federal en un nuevo organismo que es el último recurso para enfrentar la inseguridad y de paso, la honestidad?

Conflicto político: El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, acusó al expresidente Felipe Calderón de estar detrás de las protestas de la PF. Ni tardo ni perezoso, Calderón aprovechó la “bola rápida” lanzada por Durazo para incrementar su protagonismo en las redes sociales y medios de comunicación. Primero, Calderón exigió pruebas de la acusación que, hasta ayer, no fueron presentadas. No es la primera vez —y si duda no será la última— en que la administración lopezobradorista pretende crear culpables. Luego, Calderón anunció su posible candidatura a una diputación en el 2021, para llenar el vacío de liderazgos en la oposición. A eso se llama hacer crecer al adversario…

Conflicto operacional: de las 20 mil plazas abiertas para aspirantes a formar parte de la GN, ha trascendido que solo van dos mil solicitantes, dejando 18 mil plazas vacías. Agregue usted a los policías federales que no desean adscribirse a la GN y/o no cumplen los requisitos. Hablamos de un déficit de 19 a 22 mil elementos, la tercera parte de lo que se necesita para cubrir el país; de no subsanarse, el combate a la inseguridad difícilmente tendrá éxito. ¿De dónde saldrán los elementos faltantes siendo  que casi la totalidad de los policías militares y navales ya han sido cedidos a la GN? En el remoto caso de que el déficit se cubriera temporalmente con más militares, además del problema de su capacitación se cumpliría la tan criticada sospecha de que la GN sería, prácticamente, militar, y se crearía otro conflicto político-social.

Ahora sumemos el problema de la disciplina. En teoría, la GN “se sujetará a una disciplina homologada a la militar, por lo que tendrá un régimen paralelo al de las fuerzas armadas en materia de orden y estructura jerárquica”. ¿Usted cree que un policía federal, acostumbrado a andar más o menos por la libre, va a acatar órdenes sin chistar?

Conflicto legal: Y para rematar, la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió dos acciones de inconstitucionalidad de las cuatro promovidas por la CNDH, por considerar que las leyes que regulan la actuación de la GN —uso de la fuerza y detenciones— tienen graves omisiones. Si la Corte concede la razón a la CNDH, el Congreso debe volver a discutir esas leyes “para el adecuado funcionamiento de la institución policial”. ¿Y mientras?

Como ve, estimado lector, esto no está nada sencillo el caso, así que respire hondo. Y como dicen en el amado deporte de López Obrador: “esto no se acaba, hasta que se acaba”.

 

Leopoldo Mendívil

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -