Nacional


Leo, de 74 años, quería Procampo, llegó al plantón de San Lázaro y desapareció

Leopoldo Domínguez Camacho, de 74 años de edad, llegó desde el lunes pasado al campamento de campesinos instalado afuera de la Cámara de Diputados, y ayer alrededor de las 9:00 horas de la mañana desapareció del bloqueo ubicado en la calle Zapata. Se había movido del plantón en busca de una lata de chiles y nadie más lo ha vuelto a ver.

Leo, de 74 años, quería Procampo, llegó al plantón de San Lázaro y desapareció | La Crónica de Hoy

Leopoldo Domínguez Camacho, de 74 años de edad, llegó desde el lunes pasado al campamento de campesinos instalado afuera de la Cámara de Diputados, y ayer alrededor de las 9:00 horas de la mañana desapareció del bloqueo ubicado en la calle Zapata. Se había movido del plantón en busca de una lata de chiles y nadie más lo ha vuelto a ver.

Procedente del municipio de Namiquipa, Chihuahua, don Leo acudió a la convocatoria hecha por el diputado morenista Eraclio Rodríguez a plantarse en San Lázaro para exigir recursos de Procampo, que desde esta administración no ha bajado a los beneficiarios.

Tras ser notificada la ausencia de este hombre de la tercera edad, un grupo de cuatro mujeres emprendieron la búsqueda.

De hecho hay una protesta dentro de la protesta campesina: Ahora las mujeres ya no reclaman recursos para el campo, sino que alguien las ayude a encontrar a su compañero y amigo.

Con sus propios recursos, Rosario fue al café internet, frente a la Cámara de Diputados, y elaboró volantes similares a los que realiza CAPEA en la Ciudad de México. Los repartió con otras tres manifestantes que viajan en el mismo camión que ella desde Chihuahua.

Con la imagen impresa en tamaño carta, se dirigieron al Hospital Balbuena. Caminaron por todo el bloqueo e iban preguntando si "de casualidad habían visto a este señor". A su paso, las cabezas de los manifestantes se movían en señal de negativa.

El grupo llegó al Hospital de Urgencias de Balbuena. Sólo había una persona en calidad de desconocida. El rostro se les desencajó cuando corrobaron que no era Leopoldo.

Luego, siguieron hasta la alcaldía de Venustiano Carranza. Ahí Carlos Granados, encargado de la guardia de la Policía de Investigación y con cigarro en mano dentro de las instalaciones, señaló a las mujeres que debían trasladarse a CAPEA, en la colonia Doctores, a denunciar la desaparición. Allí, tras insistirle que ya habían transcurrido más de 24 horas del extravío de Leopoldo, fueron canalizadas a otra área, donde Ramsés Medina, orientador jurídico de la alcaldía, quien les dijo que sí podían iniciar la denuncia, pero que debía declarar la última persona que vio al señor de la tercera edad.

Las mujeres comentaron que Marco Luis Castillo fue quien salió junto con el ahora desaparecido del campamento a comprar chiles, "porque al señor se le antojaron para el desayuno".  Castillo contó que había caminaron por las bocacalles de la Cámara, pasaron por una tortillería, pero no iban a la misma velocidad del paso y lo perdió de vista".

Al cierre de esta edición, Leopoldo Domínguez Camacho sigue desaparecido y sin una denuncia para dar con su ubicación.

Lo más que lograron las mujeres es que en la Dirección General Regional de policía en Venustiano Carranza, la oficial Ermelinda Romero le tomara una foto al volante y lo distribuyera en el grupo de WhatsApp de policías sobre personas extraviadas. La oficial hizo mucho más que los demás policías y muchísimo más que el líder de la manifestación, el diputado morenista Eraclio Rodríguez, quien no les tomó la llamada en buena parte del día.

Comentarios:

Destacado:

+ -