Mundo


Líderes demócratas roban el show a Trump, quien insiste en el muro

El presidente recurre al miedo para exigir su construcción, pero no declara la emergencia nacional. Schumer y Pelosi responden que deje de mantener como rehén al pueblo de EU y reabra el Gobierno

Líderes demócratas roban el show a Trump, quien insiste en el muro | La Crónica de Hoy

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiso ayer convertir su obsesión por el muro en un show televisado en prime time, cargado de frases tremendistas sobre el crimen que se cuela por la frontera sur, en un último intento de poner de su lado a la opinión pública estadunidense. No lo consiguió: el momento estelar de la noche lo protagonizaron los líderes demócratas en el Congreso.

Con la presión sobre el creciente malestar por el cierre parcial del gobierno federal, que ayer cumplió 18 días de parálisis, tiempo que llevan sin cobrar más de 800 mil funcionarios, Trump declaró que nada de esto habría ocurrido de no ser por la negativa de los demócratas a financiar el muro en la frontera.

“El gobierno federal se mantiene cerrado porque los demócratas no apoyan el financiamiento de la seguridad fronteriza”, para lo que volvió a pedir 5 mil 700 millones de dólares y confirmó que el muro sería “de acero y no de hormigón”, además de que estaría parcialmente financiado por el acuerdo comercial con México.

“Crisis creciente”. “Mis queridos estadunidenses, hoy les hablo porque hay una crisis humanitaria y de seguridad creciente en nuestra frontera sur”, dijo en un discurso que levantó grandes expectativas por si cumplía su amenaza de decretar la emergencia nacional, lo que finalmente no sucedió.

En su breve discurso, el mandatario recurrió al truco que le ha funcionado desde que decidió luchar por la Casa Blanca: la criminalización de los inmigrantes, sólo que en esta ocasión, y en un aparente guiño al electorado latino, el mandatario republicano aseguró sin datos que “los más afectados por la inmigración ilegal eran los hispanos”.

“El muro es crítico para la seguridad fronteriza y es lo que nuestros profesionales en la frontera quieren y necesitan, esto es sentido común”, declaró.

Por todo ello, “la única solución es que los demócratas aprueben una ley de gastos que defienda nuestras fronteras y reabra este Gobierno. Esta situación podría solucionarse en una reunión de 45 minutos”, declaró Trump, quien convocó a los líderes demócratas para hablar del tema hoy mismo.

Contraataque demócrata. Una vez concluido el discurso presidencial, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, quienes habían exigido el “mismo tiempo al aire”, respondieron a las declaraciones de Trump con un contundente mensaje. “El presidente Trump debe dejar de mantener como rehén al pueblo estadunidense, dejar de fabricar una crisis y debe volver a abrir la Administración”, dijo Pelosi.

La nueva líder del Congreso lamentó que Trump haya optado por mantener la Administración cerrada por culpa de la disputa que mantienen demócratas y republicanos por los fondos para construir un muro en la frontera con México, en vez de aceptar una propuesta demócrata que volvería a abrir parte del Gobierno.
Por su parte, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, reclamó a Trump que “separe el cierre administrativo de las discusiones sobre la seguridad fronteriza”.

“Hay una legislación bipartidista, apoyada por demócratas y republicanos, para reabrir el Gobierno y permitir que continúe el debate sobre la seguridad fronteriza. No hay excusa para herir a millones de estadunidenses por una diferencia política”, apuntó Schumer, que se refirió a las miles de familias de trabajadores federales que han visto sus nóminas suspendidas en las últimas semanas.

“No se gobierna con rabietas”, le espetó Schumer, tras señalar que ningún presidente debería exigir “salirse con la suya o, de lo contrario, el Gobierno se cierra”.

“Reabra el Gobierno y luego hablamos de seguridad nacional”, lo retó.

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -