Opinión


Lo suyo, lo suyo

Lo suyo, lo suyo | La Crónica de Hoy

Lo suyo, lo suyo

La CNTE no entra a la moda de la Cuarta Transformación. No cambia, sigue en lo mismo que hace lustros.

Lo suyo, lo suyo es la extorsión política.

No necesitan pretextos para alterar el orden público y hacer que los ciudadanos paguen los platos rotos por los pecados reales o inventados de las autoridades.

En Michoacán el jaloneo que desde hace rato se traen los gobiernos federal y estatal les brindó a los activistas el pretexto ideal: les retrasaron los pagos.

Su respuesta fue bloquear las vías férreas de la entidad con lo que colapsa la actividad económica de la región.

Ya encarrerados, sintiendo que pincharon en blandito, los de la coordinadora en Michoacán presentaron un pliego petitorio con muchos ceros.

De modo que si se quiere que los activistas liberen la vías de ferrocarril, han que acercarse a ellos con una cartera muy gorda.

 

Las cuentas de la IV Transformación

El Gobierno de la República anunció que ya tiene censaditos a 20 millones de beneficiarios para los programas sociales de la IV Transformación del país.

El Censo famoso es aquel en el que, de casa en casa, van promotores que nadie sabe bien quién paga, cuánto ganan ni quién dirige y cuya labor empezó antes de que empezara el presente sexenio…

Pues visto así, con razón no le dieron recursos al INEGI para levantar encuesta nacionales como de de Prevención de la Violencia, de micronegocios, de trabajo infantil, de confianza del consumidor o el Censo agropecuario… Pues sí esas cosas se hacen así de fácil y sin andar pidiendo dinero…

 

Buenos y villanos

La estrategia gubernamental de combate al robo de combustible, y la terrible tragedia que le costó a la vida a más de 100 personas que hacían un carnaval es un ducto picado, han definido perfiles entre el pueblo bueno y el malo.

Los malos no oyen razones. Nada, ni la muerte colectiva envuelta en llamas,  les conmueve.

En Otumba, un grupo de huachicoleros agredieron a personal de la Policía Federal que está lidiando con una toma clandestina. Los testigos hablan de un contingente muy grande de pobladores.

 Es una comunidad a la que la tragedia de Tlahuelilpan no les afectó; siguen en las mismas, mientras que en otras comunidades los propios pobladores han denunciado la ubicación de tomas para que dejen de ser clandestinas.

Los buenos y los villanos toman partido.

 

Protesta colectiva

Los efectos de la falta combustible atraviesan de manera transversal a toda la comunidad.

En Jalisco, durante varios días el gobernador Alfaro llevó prácticamente solo la defensa de los intereses de la entidad.

Algunos alcaldes lo respaldaron pero sus voces no se escucharon en la capital del país.

Por fortuna para el mandatario estatal otros sectores, como el empresarial, ya levantaron la voz.

Lo único que puede funcionar es un frente unido.

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -