Metrópoli


Los Panchitos, la banda más temida de la CDMX, cumple 41 años

Los Panchitos, la banda que atemorizó a las alcaldías Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Cuajimalpa en la década de los 70 y 80 y que después se convirtió en un grupo de activistas, cumple 41 años de existencia.

Los Panchitos, la banda más temida de la CDMX, cumple 41 años | La Crónica de Hoy

Los Panchitos, la banda que atemorizó a las alcaldías Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Cuajimalpa en la década de los 70 y 80 y que después se convirtió en un grupo de activistas, cumple 41 años de existencia.

Y tres de sus fundadores hablaron con Crónica. Orgullosos y agradecidos nos contaron sobre su historia de vándalos, inmiscuidos en problemas por la drogadicción y el alcoholismo, de su pasión por el rock & ­roll, su paso como rebeldes a la transición de brindar ayuda humanitaria, “y sin recibir nada a cambio”.

Sacaron a muchos  de los vicios: a sus vecinos y compañeros. También se dieron tiempo para hablarnos de sus nuevos proyectos.

Ésos son Los Panchitos, hombres y mujeres rocanroleros que sienten el orgullo de ser parte de un grupo que se reivindicó.

Sus integrantes lo mismo comparten experiencias, como sus logros a nivel personal.

El Lego, el más grande de ellos, recuerda su época de rebelde, de la forma de hacer su vestimenta. Dice que cualquier playera era útil para grafitearla y convertirla en un bien preciado, puesto que no cualquiera podía ser Panchito.

Nos explicó que la calavera pisando a la Ciudad de México significa el poder de su grupo. 

Otro Panchito, de los más apreciados y respetado, Morgan, nos narró que cuando eran jóvenes la libertad de expresión y cultural eran cosas prohibidas, pero “Los Panchitos fueron de los primeros en defender esos derechos de los jóvenes a divertirse”.

“Fuimos los pioneros en mostrar a la gente que un joven con tatuaje, perforaciones o que le gusta el rock no es malo, que son igual que los demás individuos”.

El Ordaz y El Maya, de los más chavos, presumen a cuántas personas han ayudado a salir de la drogadicción.

Todos ellos, ya sean los viejos o la segunda y tercera generación, siguen con la misma esencia: pantalón, playera, chamarra de cuero negras; lentes oscuros, una cadena sujeta desde la cintura a la bolsa del pantalón; algunos y algunas con peinados punk, porque siguen sintiéndose temidos.

Ayer celebraron su aniversario con la presentación de su camiseta, “que es nuestra bandera”.

Son color blanco, y en el pecho la imagen estampada de un cráneo de calavera, con una leyenda que emana del fuego: “sex panchitos”.

En la parte trasera: un esqueleto pisando una ciudad. El evento se realizó frente al Teatro de la Juventud, a donde llegaron unas 200 personas, algunas en motocicletas para celebrar su aniversario.

Uno que otro Panchito, ya no solo llevó a sus hijos, de unos 25 a 30 años, otros hasta sus nietos de 8 a 13 años. “Mira, mi rey, yo soy Panchito. Éramos el terror del Pueblo. La pura chingonería, mi rey”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -