Opinión


Los recuerdos de Ramón Xirau

Juan Villoro lo recuerda con las palabras de Octavio Paz, quien lo llamó “hombre-puente” porque unió dos vocaciones, dos lenguas y a diversos autores, no sólo españoles sino también latinoamericanos

Los recuerdos de Ramón Xirau | La Crónica de Hoy

El filósofo Ramón Xirau fue reconocido por destacar la poesía como vía de conocimiento. Nació en Barcelona en 1924 y emigró a México a finales de la guerra civil española. En su obra persistió la convivencia de dos mundos, tanto en la combinación de las lenguas que conocía ampliamente: el español y el catalán, como en la conjugación de la filosofía, que busca tradicionalmente el análisis descriptivo y el juego poético de la expresión artística.

El 11 de septiembre de 2017, en un homenaje póstumo, organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes, miembros de El Colegio Nacional (Colnal) resaltaron los valores del escritor, académico y amigo; posterior a ello, las palabras pronunciadas en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes fueron reunidas en el Opúsculo editado por el Colnal Homenaje a Ramón Xirau, libro que reúne textos de Mario Lavista, Eduardo Matos Moctezuma, Juan Villoro y Elsa Cross.

Juan Villoro lo recuerda con las palabras de Octavio Paz, quien lo llamó “hombre-puente” porque unió dos vocaciones, dos lenguas y a diversos autores, no sólo españoles sino también latinoamericanos. Villoro, por medio de su ágil prosa, rescata la gran labor de Xirau como director de la prestigiosa revista Diálogos (de 1964 a 1986), medio en el que “supo reunir voces ajenas y se acercó a ellas”. “Todo diálogo requiere de una doble vía. La apertura hacia los demás sirvió a Xirau para corresponderles con una voz única, distintiva, necesaria”.

A través de algunos poemas de Ramón Xirau, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma navega en los versos del autor y distingue algunas temáticas y facetas en la vida y obra de Ramón: “El poeta”, “El amor”, “El filósofo” y “La muerte”. Sobre esta última, Matos Moctezuma reflexiona sobre la naturaleza del homenajeado: “Ramón fue profundamente catalán y profundamente mexicano”. Lo uno por nacimiento; lo otro por convicción. Y finalmente, por medio de una analogía explica la relación entre el legado de Xirau y el pensamiento de los antiguos mexicanos.

El escritor Adolfo Castañón —quien fue discípulo, lector, estudioso y editor de la obra de Xirau— traza una biografía intelectual del poeta y comparte algunos de los estudios literarios, históricos y filosóficos realizados por Xirau durante su larga trayectoria. Destaca sus aportaciones sobre la cultura medieval y renacentista, así como sus lecturas de Martin Heidegger, San Agustín y Hegel.

El compositor Mario Lavista hace una reflexión en torno a sus recuerdos personales con Xirau. Ambos creían en “el origen sagrado de la música y en que ésta se comporta, o puede comportarse, como un puente, como un vaso comunicante entre el hombre y la divinidad”. Poeta y músico entablaron numerosas conversaciones sobre la música polifónica medieval y el quadrivium; la relación entre la música y las ciencias: la aritmética, la geometría y la astronomía; la poesía de sor Juana Inés de la Cruz, de sus alegorías y metáforas musicales, pero también, como menciona Lavista, la curiosidad de Ramón no conocía límites porque también le era grato platicar sobre John Cage, el doctor Suzuki y en los últimos años quería saber sobre compositores mexicanos como Hebert Vázquez, Marcela Rodríguez, Gabriela Ortiz y Javier Álvarez.

Por su parte, Elsa Cross construye un poema en el que la voz poética le habla a Ramón Xirau para expresarle el dolor de su partida. Se vale de figuras y símbolos relacionados con el agua y el mar, así como de espacios vacíos para aludir a la ausencia del poeta. Asimismo, resalta aquello que caracterizaba al filósofo: una “terca felicidad”, un “terco afán de luz” y “una sonrisa amiga”. Cross enlaza en la imagen de una barca en el mar, como una metáfora de la vida, la muerte y el tiempo, dos de las pasiones de Xirau: la poesía y la filosofía.

Sin duda, Ramón Xirau dejó un amplio trabajo de investigación y de crítica que numerosos premios avalan. Por ello, el homenaje que los miembros de El Colegio Nacional pronunciaron no sólo es un reconocimiento, sino una invitación a conocer el legado de Xirau, desde su obra poética y sus estudios profundos de la poesía mexicana hasta sus ensayos exhaustivos sobre temas filosóficos.  

Homenaje a Ramón Xirau, de Juan Villoro, Eduardo Matos Moctezuma, Adolfo Castañón, Mario Lavista y Elsa Cross, editado por El Colegio Nacional, se encuentra disponible en libroscolnal.com

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -